6 de septiembre de 2012

Primero fueron a por los controladores

Cuando fueron a por los controladores
guardé silencio
porque ganaban mucho dinero.

Cuando fueron a por los profesores
guardé silencio
porque tenían muchas vacaciones.

Cuando fueron a por los médicos
no protesté
porque vivían muy bien.

Cuando fueron a por los sindicalistas
no protesté
porque viven del cuento.

Cuando fueron a por los manifestantes, los estudiantes, los inmigrantes, los funcionarios, los pensionistas, los jubilados, los trabajadores, los parados, la sanidad, la educación y la democracia no había nadie más que pudiera protestar.



PD: Inspirado por un tweet de Multimaniaco con el primer verso.

4 de septiembre de 2012

Te quedarás por (culpa de) el servicio técnico

Soy cliente de Jazztel, como quizá recuerden los más viejos lectores del blog. Tengo restringidas las llamadas entrantes de números ocultos, así que recibo muy poco spam y sólo de números que se identifican. Y cada vez que recibo una, primero, le paso con el Departamento de Atención a Empresas hasta que se cansa y, segundo, llamo a Jazztel para que me restrinjan las llamadas de ese número.

No sé si otras compañías tienen el mismo servicio pero se agradece. Es decir, se agradece cuando ya ha te lo han restringido y cuelgas, porque hasta entonces tienes que pasar por el Servicio Técnico, el 1567, y sus espantosas subcontratas (creo) venezolanas. Por eso me toca las narices el anuncio de Jesús Vázquez:


Ayer recibí dos llamadas de spam, una del 1004 y otra del 912916068. La primera es Telefónica. Salvo que me comuniquen la muerte por úlcera sangrante de César Alierta, no me interesa nada lo que me tengan que decir. La segunda era una subcontrata vendiendo Vodafone, creo, que parece que aún hay gente dispuesta a pagar por eso. Así que llamé para restringir los números. Éste es el Servicio Técnico por el que te quedarás, según Jazztel y Jesús Vázquez:

Por la noche recibí otra llamada del 914000140, una subcontrata intentando venderme Canal Plus (o Digital+ o Canal Satélite o como leches se llame ahora), pero estando abonado a Tele P2P ya me dirás tú qué interés. Así que hoy he vuelto a llamar al "Servicio Técnico impecable" del anuncio para restringirlo.

Sólo me ha llevado media hora. Esto es un resumen recortando las insoportables esperas de la musiquita cargante y los silencios opresivos mientras el teleoperador hacía vete a saber qué:

Repito, entre transferirse la llamada unos a otros y las esperas duró más de media hora.

Señores de Jazztel, esto es lo que pasa por dejar en manos de otra empresa lo más básico: la atención a sus clientes. En cuanto sepa de una compañía telefónica que tenga sus teleoperadores en plantilla y no subcontratados en la otra punta del mundo, les dan a ustedes por salva sea la parte.

No, Jesús, no. Venimos por el precio y nos quedamos por el precio y a regañadientes.

PD: El título lo inspiró David Bravo.