5 de diciembre de 2011

Joan Navarro sin vergüenza

Me considero uno de los principales impulsores de la mal llamada Ley Sinde. Había argumentos (algo mezquinos, pero los había) para que el Gobierno no se metiera en este charco. También los había para hacerlo de un modo distinto, por ejemplo reformando la Ley de Propiedad Intelectual. Una vez aprobada con un muy amplio nivel de consenso (PSOE, PP y CiU) también podía no haber impulsado el Reglamento, pero lo hizo, y este logró el apoyo la UE, el Consejo Fiscal, el CGPJ y el Consejo de Estado. Este último informe le llega ya a un Gobierno en funciones, que podía no haber pedido el apoyo del PP para su aprobación, pero lo hizo, y el PP apoyo. ¿Qué sentido tiene hacer una apuesta asi, lograr todos los apoyos políticos y jurídicos, y dejarlo todo en un cajón? Los cuatro twiteros que con el apoyo de unos pasmados medios de comunicación han supuesto la única oposición a esta medida, siguen criticando duramente al Gobierno que impulso la medida. Pero además, ahora se encuentra con la incomprensión y el desprecio de un mundo que le era próximo, como el de la Cultura. Menuda visión política
Las negritas son mías pero la estupidez (y ortografía) es de Joan Navarro (Eskup y Twitter).

Cuesta creer que dos años después de surgir el proyecto aún haya alguien que haya participado en el mismo tan sumamente desinformado sobre su miserable origen, vomitivo proceso, horror jurídico e indignante aprobación. Cuesta tanto... que no es verdad. Joan Navarro sabe muy bien que está mintiendo como un bellaco. Y no es la primera vez.

En diciembre de 2009, cuando se oye hablar por primera vez de la ley Sinde y surge el #manifiesto de respuesta, Joan Navarro es el director general de la infame Coalición de Creadores -aquí le tienen respondiendo al manifiesto (y mintiendo)- así que sabe muy bien de qué iba y qué se pretendía.

Hoy David Bravo nos recuerda cómo el 13 de diciembre de 2009 en Punto Radio Joan Navarro tuvo los cojonazos de negar la existencia de doce resoluciones de sobreseimiento que decían que las páginas de enlaces no cometen ningún delito, que directamente no existían. David tuvo que fliparlo porque en muchas de esas resoluciones el propio David era el abogado defensor. Si la estupidez que ha dicho hoy Joan Navarro te deja con la boca abierta, la de hace dos años ya es para que se te descoyunte. Éste es el audio y estas las resoluciones que, huy, pues sí que existen.

Miente también hoy Joan Navarro cuando dice que el Consejo General del Poder Judicial apoya la ley Sinde ocultando vilmente el repaso que el mismo CGPJ da justo en el corazón de la ley, es decir, el cierre administrativo de webs que no cometen ningún delito. Textualmente (pag. 39 del pdf):
Es el caso de los prestadores de herramientas de enlaces a páginas web, a los cuales, conforme al sentir de la mayoría de la doctrina y de la jurisprudencia menor que ha recaído sobre el tema, no se les puede atribuir una vulneración de derechos de propiedad intelectual por más que las páginas o contenidos a los que enlacen hayan sido ilícitamente subidos a la red en origen, ya que en rigor los enlazadores no estarían reproduciendo, comunicando públicamente ni efectuando en suma una conducta que pueda ser calificada como de explotación de derechos de propiedad intelectual. Dado este panorama, y aunque pueda ponerse en cuestión ese estado de opinión mayoritario, no tiene sentido establecer que el solicitante tenga que aportar datos sobre esos otros servicios o actividades frente a los que a la postre no va a ir dirigido el procedimiento
Como se suele decir, en toda la boca. Esto es lo que Joan Navarro entiende por un "apoyo".

Y hoy además Joan Navarro nos demuestra que no sólo miente como un bellaco sino que tiene una doble vara de medir tan repugnante como su displicencia al hablar de "cuatro twiteros", porque para él los miles de españoles (dejémoslo ahí) que protestamos desde hace dos años contra la ley Sinde somos eso, "cuatro twiteros", pero los 323 españoles que la aprobaron son "un muy amplio nivel de consenso". Y son 323 y ni uno más porque la ley Sinde no iba en el programa político de ningún partido y por tanto no fue refrendada por ningún votante.

Joan Navarro dimitió de la Coalición en 2010 y ahora trabaja en Llorente y Cuenca. En la sección Qué hacemos de dicha empresa se lee lo siguiente:
Decisiones informadas en beneficio de todos

Los reguladores toman decisiones que pueden suponer un riesgo para la competitividad de su empresa. La opinión pública es muy sensible a los rumores y se organiza de manera cada vez más rápida. Los grupos de interés imponen mucha presión a las empresas, pero también a las autoridades y administraciones públicas.

Ante un cambio en la legislación, un tema que acapara la atención del público o determinados movimientos sociales, su empresa debe tener una estrategia definida para ayudar a las autoridades a tomar decisiones informadas, establecer un diálogo constructivo con los actores sociales y hacer oír su voz.

En LLORENTE & CUENCA gestionamos y asesoramos las relaciones de su empresa con las administraciones públicas y ayudamos a éstas a dialogar con todos los sectores sociales que influyen o son afectados por sus decisiones, sean asociaciones, cámaras, ONGs o grupos de interés.

Sí, niños, hay gente en el mundo que hace esos gráficos, que escribe esas cosas, que gana dinero con ello y que además lo va contando por ahí como si nada, sin ocultarse. Y sus amigos y familiares les siguen hablando.

Como decía mi padre, yo jamás podría hacer algo así porque por las mañanas me afeito, y no podría empezar cada día viendo por la mañana la cara de un hijoputa en el espejo.

3 comentarios:

  1. “ayudar a las autoridades a tomar decisiones informadas". Traducido: nos arrimamos al zoquete ignorante que se sienta en ese despacho de ese ministerio y le acariciamos la entrepierna en su nombre, contribuyendo a convertir que lo que un día llamamos democracia en lo más parecido a un burdel de la carretera de La Coruña.

    ResponderEliminar
  2. increíble.... debe ser la misma clase de personas que trabajan en Llorente y Cuenca. Todos unos ladrones.

    ResponderEliminar
  3. Vamos, que más que veladamente dice que su profesión es comprar voluntades políticas con dinero o especies.

    Han profesionalizado el cohecho y éste hombre presume de experiencia en ello.

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.