27 de noviembre de 2011

Una semana

Tenemos un record. Izquierda Unida ha tardado una semana en defraudarme. Y para colmo por medio de Alberto Garzón, de tanta ilusión me hacía verle en el Congreso.
Teleoperador: ¡UNA SEMANA, una puta semana ha tardado en defraudarme @IUnida! ¡Y justificado por @AGarzon! ¡Me cago en mi puta vida!

Alberto Garzón: ¿y por qué?

Teleoperador: ... ¿"Por qué"? ¿Pero tengo que explicar por qué? Por favor, no me hagáis esto, un domingo por la tarde no.

Alberto Garzón: Pues porque me interesa saberlo, viniendo de ti.

Teleoperador: Júrame que no tienes ya un portátil y un móvil 3G más que de suficientes para tu trabajo de diputado.

Teleoperador: Júrame que eres incapaz de encontrar nada con un presupuesto menor de lo que cuestan un iPad y un iPhone.

Teleoperador: Júrame que eres incapaz de hacer ese trabajo de diputado con software libre.

Alberto Garzón: A ver, nosotros renunciamos al 60% de nuestro sueldo. Podemos no hacerlo y comprarnos 500 HTC. ¿Mejor?

Teleoperador: ¿A qué viene eso? Ni sois 500 diputados ni necesitáis comprar más que lo que NECESITÁIS. Y tú ya tienes lo que necesitas.

Alberto Garzón: Yo defiendo 100% software libre, pero no he decidido yo qué instrumento dan. Ojalá.

Teleoperador: Sí, ¿verdad?, pobres eurodiputados, que les obligan a viajar en primera clase.

Alberto Garzón: Son instrumentos de trabajo, como las PDA que dan a los profesores o los ordenadores de los funcionarios.

Teleoperador: Que tú no necesitas PORQUE YA TIENES, me lo acabas de decir. Igual que renuncias al 60% de tu sueldo que también es un instrumento.

Alberto Garzón: Nosotros renunciamos a los privilegios y al uso indebido de las herramientas.

Alberto Garzón: Nunca me verás en primera clase, ni en un hotel 5 estrellas ni cobrando 100% del alto sueldo.

Teleoperador: ¡Un iPhone 4S y un iPad son privilegios! No necesitas una cámara de alta definición en el Congreso.

Teleoperador: Pero te veré con dos aparatos carísimos de software privativo que tampoco se justifican en un diputado.

Alberto Garzón: Cámaras y tonterías que no usaré.

Teleoperador: ¡Pero las aceptarás!

Teleoperador: No lo puedo creer, no tan pronto. ¿Qué ha pasado, perdiste la votación del grupo sobre si los rechazabais? ¡¡Es que no me lo creo!!

Alberto Garzón: No se ha votado nada. Es mi opinión personal, que ya mantenía antes.

Teleoperador: ¿Y tu opinión personal es que quien lo critique "ha equivocado el objetivo o porque actúa de mala fe"? ¿No te recuerda a nadie eso?

Alberto Garzón: Entiendo las críticas y no las comparto. A mi me vale con un HTC y portatil, pero no elijo yo. Defiendo las herramientas.

Teleoperador: Pues yo no entiendo el razonamiento. Si te vale con lo que ya tienes, ¿por qué no rechazas el privilegio que te da el Congreso?
Se dice -y no sé si es cierto, falso o a medias- que en 1910, cuando Pablo Iglesias era diputado, un periódico propiedad de la Iglesia le acusó de acudir al Congreso vistiendo un lujoso y carísimo abrigo de pieles. Indignante, el que decía defender a los "parias de la tierra", a los obreros y pobres, vistiendo como un terrateniente.

Era mentira. Pablo Iglesias fue pobre prácticamente toda su vida. Sólo tenía un traje de invierno y uno de verano y siempre usaba el mismo abrigo sencillo de paño, que le duró décadas. Pero era una mentira tan suculenta que se extendió como la pólvora y había gente que juraba haber visto el falso abrigo y a don Pablo pavoneándose con él.

Se dice que el espanto de don Pablo ante esos infundios fue tal que durante bastante tiempo renunció incluso a usar el abrigo real, el barato de paño, y que iba andando al Congreso en pleno invierno sólo con el traje, horrorizado por la posibilidad de defraudar a sus votantes.

Ni siquiera pretendo que los diputados de Izquierda Unida acudan sin abrigo, sólo que rechacen el de pieles. Más cuando en este caso ese abrigo lo pagamos nosotros y ellos ya tienen ordenador y móvil más que de sobra para el trabajo de diputado.

Supongo que Alberto Garzón no ha oído esta historia en su vida.

26 comentarios:

  1. Creo que lo estás exagerando. No se hasta que punto tienen opción a rechazar un bien material, pero sea como sea no lo veo como para "llorar" tanto.

    ResponderEliminar
  2. Una pregunta antes de contestarte del todo ¿Sabes como adquieren el material electrónico (entre otras cosas)las administraciones públicas.

    ResponderEliminar
  3. Con cariño te digo que tienes una tolerancia muy pequeña a la frustración. Usar la palabra defraudar es un poco fuerte, pero de eso cada uno es su dueño.

    Por rebatir lo de "ya tienes portátil y móvil". Una vez* me contaron que según el estatuto de los trabajadores la empresa tiene obligación de proporcionarte material y espacio de trabajos. Es posible que no venga en el estatuto; no es necesario buscarlo (porque lo mismo es incorrecto) pero parece razonable. Pasa en otros puestos públicos y privados. Nos parecería un dislate, un recorte draconiano, que a los funcionarios se les obligase a llevar su ordenador al curro "porque ya tienen".

    El argumento de "ya lo tienes" es pobre. Como lo es por supuesto la postura de IU. Además de necia y poco ventajosa; comprarse otros portátiles y telefoninos les sale por 3 pesetas y quedan como Dios ante los muchos que se enfadan por que es Apple y no sé qué más cosas. Lo publicitas en tu blag (¡en vez de decir que te los quedas!) y te marcas un Pablo Iglesias a la inversa sin necesidad de pasar frío.


    *: cuando ofrecí llevar mi ordenador al trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que lo adecuado sería que los diputados de IU, para ser íntegros y no defraudar a los talibanes de la demagogia barata, deberían escribir en tablas de piedra picando con cinzel, comunicarse con mensajes de humo y acudir al Congreso en chándal raído y descalzos, para demostrar que son de izquierda "auténtica"... hay que joderse...

    ResponderEliminar
  5. Estás comparando lo que era un lujo a principios del siglo pasado con lo que es un instrumento de comunicación que tiene muchísima gente hoy en día. Así que regulín tu actitud.

    Ahora bien, ¿estás defraudado con una persona que da la mayor parte de su sueldo y no está para enriquecerse? ¿Que tendrá la obligación de defender sus ideas, marginales en el congreso, y para ello -llamar a centenares de responsables políticos y movimientos sociales- usará un iphone? ¿una persona que currará durante cuatro años para defender la educación, sanidad y otros derechos públicos? ¿Te defrauda él?

    ¿Te molesta que sea la única persona que explica a la ciudadanía y se enfrenta por twitter a sus críticos? ¿Le haces un post a él para desprestigiarle y no al resto de gente que no sólo privatizarán servicios sino que usarán el iphone, coche oficial, un sueldo mucho mayor que el del diputado de iu, etc.?

    Mira, he visto la pelea en twitter. Pelea infantil, desproporcionada (¿cuánto vale un iphone en relación a lo que deja de ganar el chico?, ¿cuánto vale en relación al presupuesto del congreso?). Sólo te digo que espero que Garzón tenga toda la fuerza y energía del mundo. Porque con "amigos" como vosotros lo tendrá muy duro.

    ResponderEliminar
  6. Estando de acuerdo con la idea general de lo que se dice aquí, creo que es exagerado sentirse defraudado por esto. Es el Congreso el que ha decidido proporcionar estos instrumentos a los diputados. El error es de aquellos que han convocado y concedido ese concurso. Es como si nos quejásemos porque los sillones son demasiado caros o demasiado cómodos. Se puede estar en contra de esta adjudicación, pero me parece que exigir a los congresistas que abandonen esas herramientas puede ser inviable (dependiendo del uso que se les dé, que no sé cual será).

    Sería coherente que los diputados de IU no utilizasen estos móviles y los devolviesen al Congreso, especialmente porque abogan por el Software Libre en la Administración pública. Pero tal vez eso no sea viable y el uso de estos aparatos sea obligatorio para algunas cosas que se hagan (mira que lo dudo). Yo creo que no deben necesitar los aifones para nada, pero a lo mejor sí, no lo sé. En cualquier caso, me parece que este es un tema menor al cual le estás dando una excesiva importancia que no viene a cuento.

    Y desde luego, si esto de defrauda, espera sentado que vienen curvas.

    ResponderEliminar
  7. Pataleta de crío lo tuyo, teleope.

    Ridículo post, de vergüenza ajena.

    ResponderEliminar
  8. Creo que la frase que define este post es "ser más papista que el Papa".

    Yo también tengo un portátil y un móvil en casa, pero cuando la universidad (pública) para la que trabajo me contrató, me proporcionaron un ordenador y un teléfono para la oficina. ?Me pone eso en deuda con los contribuyentes? Tal vez lo mitigue el hecho de que el escritorio, la silla y las estanterías las heredé del anterior ocupante de la oficina.

    ResponderEliminar
  9. La rabieta me parece tremendamente exagerada. Pero bueno, a fin de cuentas es tu blog y pataleas por lo que quieres, faltaría más.

    ResponderEliminar
  10. En este país poca gente hay que use como "herramientas de trabajo" tan solo cosas propias compradas por él/ella mismo.

    De todas formas, de Alberto Garzón como actual cargo público podemos saber lo que queramos, su sueldo, que acepte o no el ipad de diputado de turno, si lo usa o no. Pero, ¿de ti? Que sabemos los lectores de ti, más que tú opinión. ¿Llevas tú portátil al trabajo? ¿Llevas tus propios folios reciclados comprados en el Carrefour, porque es mucho más digno que escribir sobre folios galgo?

    ResponderEliminar
  11. Toda la razón para el Teleoperador... recordamos que es IU de lo que estamos hablando, y si el tema de si tienes un smarthphone de 3ª o 4ª generación parece una tontera pero en realidad es un primer paso. No quiero usar el argumento de de los canutos se pasa a la heroína... pero si ya ceden los diputados a los destellos del capitalismo (recordemos todos lo que representa la manzanita)

    ResponderEliminar
  12. Pues que queréis que os diga, si gastarse 498.000€ de las arcas públicas en iPhones e iPads no os parece un despilfarro innecesario...

    Llamadme ingeniuo, romántico o simplemente "mapache cabreado y demagógico", pero un pequeño gesto como rechazar este material habría logrado afianzar algo que ahora mismo me ha sido arrebatado.

    A saber, la sensación de que quizás el partido (y la gente) a la que voté no estará a la altura de las circunstancias cuando las circunstancias sean otras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Gran patinazo...

    Por que un diputado ya tenga un portátil personal, ¿por obligación lo tiene que utilizar como herramienta en su trabajo? Eso no se ha visto en ninguna empresa privada medianamente seria, si así fuera no existirían ni los teléfonos móviles ni los vehículos de empresa. Por ejemplo, ¿te imaginas un químico que tenga un microscopio en casa y se lo lleve al laboratorio del trabajo?, y si se rompiese: ¿el buen funcionamiento de una empresa va a depender de herramientas propiedad de terceros?

    Por otro lado él mismo te está diciendo que si de él hubiese dependido no hubiera adquirido esos modelos para el congreso por ser de los más caros.

    Sin embargo, sí que es verdad que se echa de menos algo más de oposición por parte de IU, sobre todo por su defensa del software libre en la administración pública. Aunque, personalmente, una vez hecha la compra por parte del congreso, no veo lógico que devuelvan los equipos y se pasen a otras marcas más baratas con diferentes OS y aplicaciones, ya que quedarían discriminados respecto al resto de diputados.

    ResponderEliminar
  14. Y aquí vamos descubriendo a los lobos vestidos con piel de 15M que engañaron a los indignados de la forma más sencilla posible....

    "Alberto Garzón, primer parlamentario del movimiento 15-M, pasa de su condición de investigador precario a político bien remunerado: Dice que «daré el 60% del sueldo a mi partido», pero no renuncia a cobrarlo tal y como reivindica el movimiento 15-M y se calla sobre el resto de privilegios que tendrá por convertirse en político y que tanto criticaba hasta hace unos días como las dietas o los pagos en especie como el portátil o los móviles"

    http://indignado.org/el-primer-diputado-del-movimiento-15-m-no-renuncia-ni-a-cobrar-el-sueldo-ni-al-resto-de-privilegios/7782

    ResponderEliminar
  15. Vamos a ver defensores del ya que se lo dan que lo utilice. Estamos hablando aquí de diputados de IU, del diputado "del 15M" y del Congreso. Y el Congreso, recordémoslo, no es una empresa.

    Lo que pido a MIS diputados como mínimo es coherencia, y lo coherente es haber mandado a tomar por culo los Ipads y los Iphones, no solo por ser de Apple, si no por el pastizal innecesario que nos ha costado. La cosa hubiera pasado sin pena ni gloria si no fuera por las manifestaciones desde IU en contra de esos gastos y a las manifestaciones de Alberto a favor del software libre.

    Como bien expresa el dicho: "La mujer del César no sólo debe ser honesta sino parecerlo"

    Por cierto cuando he puesto MIS diputados es que lo son tanto por mi voto como por mi afiliación, así que, por lo menos desde mi lado, no puedo hablar en boca del autor del blog, allá él con lo que quiera hacer, voy a llevar este punto a mi asamblea de IU para que se tome cartas en el asunto. !Que cojones! A ver si de verdad al final vamos a ser todos iguales.

    PD.- Y sí, estoy en contra de que TODOS el congreso de los diputados se haya gastado el pastizal en gadgets última generación en vez de gastarse menos de la mitad en otros que igualmente válidos para su trabajo, ni tienen software privativo ni el glamour de la marca de la manzana

    ResponderEliminar
  16. Renunciar a su sueldo? pero... en serio? le acoges tú en tu casa, le das de comer, le vistes, le compras el abono de transporte, le pagas los viajes cuando tenga que desplazarse para informarse de cualquier asunto? Él no es representante del 15-M, como no lo es nadie. Él representa a IU, y participa en el 15-M, que es distinto

    ResponderEliminar
  17. Los candidatos a no-diputado y no-senador de "Escaños en blanco" nos hemos comprometido a no-tomar posesión del escaño, a no-cobrar sueldo de político y a no-recibir subvenciones del Estado; esto incluye iPhones, iPad y demás iDioteces iNnecesarias.

    De hecho ya tenemos 3 no-concejales en Cataluña que muestran que podemos hacerlo y lo hacemos.

    http://votoenblancocomputable.org/

    Ya te dije por Twitter, Teleoperador, que nos apoyases... ;)

    ResponderEliminar
  18. Acabas de convertirte, de facto, en un gran supporter del PPSOE, la Banca y la Patronal. Enhorabuena.

    Se nos viene un tsunami encima, y nos preocupamos sobre si el grifo gotea. Genial. Uno de los problemas que tenemos en la izquierda es el purismo [censurado] del que haces gala.

    ResponderEliminar
  19. Oye... y yo que soy profesor solo me han rebajado el sueldo hace tres años y me lo han mantenido congelado los dos últimos, ¿donde está esa flamante PDA que dicen que me tenian que dar?

    La pataleta igual si ha sido excesiva, pero de de los comentarios de que "son herramientas necesarias" y similares... se puede hacer lo mismo con un portatil y un telefono movil que costarían poco más que la mitad del iPhone de las narices. Joer, no hay pasta para nadie pero para comprar unas pijadas de las caras para los señoritos si.

    Lo siento pero no, discrepo, nos estamos fastidiando todos con la puñetera crisis y que les compren artículos que podría entrar dentro de la definición DE LUJO, pues como que no.

    ResponderEliminar
  20. hay un problema en todo esto y son las políticas de seguridad; si no estoy equivocado solamente pasan los controles que han establecido las Blackberry y los iPhone por lo tanto (supongo que gracias a que algún looby presiono para instaurar determinadas condiciones a cumplir) sistemas "más libres" como Android quedan descartados.

    A mi lo que me duele de verdad es que les paguemos entre todos iPads a personas que en su gran mayoría no los usaran más que para ponerle una peli a su nieto.

    de todos modos es cierto que el dinero público que se gasta en licencias de software de mala calidad o con alternativas libres superiores ( ya seaWindows XP, clearcase, rational, Notes,etc etc etc) es brutal.

    ResponderEliminar
  21. Hay una cosa que no he entendido bien.

    Los diputados de IU donan una parte de su sueldo a una organización a la que ellos mismos pertenecen.

    ¿En qué les hace eso ser mejores que quienes lo gastan en un televisor o en una colección de sellos?

    Ojo, que no me parece mal que hagan con su dinero lo que les salga de las narices (el si deberían llegar a cobrar tanto o no es otro tema). Pero lo que no entiendo es por qué presumen de ello.

    ResponderEliminar
  22. Por encima de cualquier otra cuestión, creo que tanto una empresa como una Administración debe suministrar a sus empleados y funcionarios de todas las herramientas necesarias para el ejercicio de su profesión.
    Esa es precisamente la razón por la que los diputados, concejales y derivados no deben recibir tablets.
    En el caso de las tablets por la sencilla razón de que todos sabemos que no sirven precisamente para trabajar y que pueden ser sustituídas por un portatil ligero que es más cómodo para escribir y tomar notas. Dejemos de decir tonterías, por favor, todos sabemos para que terminamos usando el tablet en las reuniones.
    Llevamos siglos sin smartphones en el congreso y las cosas no han funcionado mucho mejor con ellos en el hemiciclo, ni en las Asambleas, ni en los Parlamentos regionales.
    De todas formas centrémonos en asuntos bastante más importantes como el nivel paupérrimo que existe en la práctica totalidad de la clase política española y sus avergonzantes prebendas económicas.

    ResponderEliminar
  23. Toda la vida con el cuento del ordenador para estudiar y por fin lo mejoramos, el ipad para legislar.

    Eso sí, esos relajados periodos de sesiones, de cuando había casas de posta, esos siguen valiendo.

    Ah, y el concurso publico que insinuan arriba, el que conoce el tema sabe que la administración puede hacerse trampas al solitario para seleccionar el proveedor que le plazca.

    ResponderEliminar
  24. Una vergüenza las excusas que da, las funciones que realizan esos dispositivos para el Congreso las puede hacer mi móvil, que es de los peores smartphones que hay, cualquier smartphone puede hacerlas y sin dificultades, con tener uno medio decente le sobra. Pero tenían que coger el mejor del mercado claro, para que la pantalla del correo tarde 0,00001 segundos menos en cargar que los demás smartphones ¬_¬

    ResponderEliminar
  25. Desde que contesté la entrada en la que hablas de Triodos y las llamadas medicinas alternativas estoy leyendo tu blog con gran interés. Hoy me he decidido a volver a escribir aquí por que quiero compartir contigo una reflexión acerca del tema de esta entrada. Muchísimas veces he oído que los políticos cobran mucho, que sus dietas son una vergüenza, que cómo se atreven a cobrar 5.000 euros con la de mileuristas y parados que hay, que deberían tener sueldos más bajos, renunciar a sus privilegios, rechazar las comodidades que les ofrecen… y yo (y esto me ha ganado innumerables discusiones) siempre he creído que bajar el sueldo a la clase política no sólo no es una solución, sino que probablemente acabe contribuyendo al problema.

    Imagina a una persona con las cualidades necesarias para ser un director brillante. Alguien inteligente, imaginativo, trabajador; alguien con ideas y con carácter, con fuerza y capacidad de liderazgo; alguien, en definitiva, con las características que debería tener un verdadero político. Al fin y al cabo, el presidente de un gobierno, o el alcalde de una ciudad, debería ser el alguien con una inteligencia, una capacidad de trabajo y una inventiva muy por encima de la media. Ser responsable de un país tendría que ser, en un mundo lógico, un trabajo con un perfil mucho más elitista aún (en lo referido a la capacidad intelectual) que el del brillante responsable de una gran empresa.

    El hecho es que las personas con ese perfil, si lo desean, pueden hacerse de oro en el sector privado. De hecho, es lo que hacen. Un gestor extraordinario, un visionario, un genio de la administración; alguien, en definitiva, por el que se pelearían las multinacionales, no cobra 1.000 euros al mes. Cobra, a lo mejor, 1.000 euros al día. Y no hablo de a qué intereses sirve su trabajo ni de la moralidad de los consejos administrativos de las empresas que lo emplean: hablo de talento.

    Ese es exactamente el perfil que necesitamos (hablo de su capacidad, no de su deseo de hacerse millonario). Desde luego, y muy lamentablemente, no es el perfil que tenemos. Es obvio que un político tiene que tener vocación de servicio público, pero una cosa es estar dispuesto a cobrar el 10% de lo que otros se mueren por pagarte, y otra tener que cobrar el 1%, tener que tragar carros y carretas (por ejemplo, tener que convencer a tu familia de que hagan públicas sus cuentas personales, o tener que avergonzarte de que te faciliten un buen ordenador y un buen móvil) y además pedir perdón. Las personas que se necesitan desesperadamente en un puesto de responsabilidad pública, incluso aunque estén dispuestas a servir, hay cosas por las que no van a pasar. No carece de lógica. Podemos exigir a los políticos que estén en un plano moral extraordinariamente superior al del resto de los ciudadanos, pero eso es como pedir a gritos que nos mientan a la cara. (CONTINÚA)

    ResponderEliminar
  26. (CONTINUACIÓN) Un porcentaje desoladoramente alto de los políticos que tenemos no se merecen un sueldo de 5.000 euros al mes y un Ipad, ni de 2.000 y un Asus, ni de 1.000 y un Acer. Se merecen un sueldo de 0 euros y, en algunos casos, deberían pagar con su patrimonio el daño que han hecho.

    Pero un político que haga verdaderamente bien su trabajo no se merece cobrar 4.000 euros al mes, se merece mucho más. Desde luego, nos compensaría a todos. Yo sé que eso, en un país como España en el que la envidia es ley, parece una herejía, pero lo digo con convencimiento. Sólo hace falta que nos señalen a una persona que cobra más que nosotros para que exijamos que alguien lo arrastre al fango con los demás (los propios políticos – los malos, que son Legión - se valen de ese despreciable recurso en incontables ocasiones), pero yo opino que dirigir BIEN un país debería estar extraordinariamente bien pagado. Si un político es honesto, inteligente, valiente y trabajador, le pago un chófer con alegría. Si es corrupto, mediocre, cobarde e indolente, me da rabia pagarle el bonobus.

    ¿Qué creemos que ocurrirá si ofrecemos a los políticos unas condiciones de trabajo miserables (o sea, como las tuyas o las mías)? ¿Quién creemos que estará dispuesto a aceptarlas? Únicamente dos tipos de personas: por un lado, los que son tan mediocres que por sí mismos son incapaces de aspirar ni siquiera a eso (ya les parecerá bien cobrar 1.200 euros al mes por ser diputado, porque si fuera por su talento no podrían cobrar ni 800); por otro, los que quieren forrarse con otro tipo de chanchullos (si sabes que te van a pudrir a sobornos, tu sueldo oficial te importa poco y menos). Más o menos como ahora, pero de forma más unánime aún. Se puede argumentar que hay un tercer tipo: políticos sin mácula, dispuestos a todo por el bien común, ángeles hechos de luz cuyo único objetivo en la vida es sacrificarse por nosotros. Ni creo que existan, ni siento que tenga autoridad moral para exigir a nadie que sea así.

    En definitiva, creo que el problema no son sus sueldos (otro debate es el timo de su caracter vitalicio, lo que me parece mucho menos defendible), sino que somos incapaces de despedir de forma contundente a los que no se los ganen. Esa debería ser nuestra guerra.

    Un abrazo, y mil perdones por el nuevo tostón.

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.