20 de abril de 2010

Espíritu olímpico


A la izquierda, Francisco Franco; a la derecha con uniforme fascista, Juan Antonio Samaranch.


A la derecha, Francisco Franco; a la izquierda, Juan Antonio Samaranch.


A la izquierda, ajadito, Francisco Franco; de rodillas y otra vez con uniforme fascista, Juan Antonio Samaranch.


Juan Antonio Samaranch en 1975, cuando era presidente de la Diputación de Barcelona, hablando de Francisco Franco, recién fallecido.

Acabo de enterarme de que Juan Antonio Samaranch está en la UCI del Hospital Quirón de Barcelona y los médicos dicen que que vayan ustedes sacando los obituarios de EFE, que está más p'allá que p'acá. Por eso enlazo estas repulsivas imágenes y ese asqueroso audio hoy, porque cuando la casque nos tocará aguantar la clásica hipocresía y cinismo: "Un hombre que tanto hizo por su ciudad y su país... Espíritu olímpico... Una vida dedicada al deporte... Compromiso con la sociedad..."

Que sí, que sí. Un dinosaurio menos.

PD: Más información e imágenes repulsivas en Democracia y Dignidad en el Deporte.

1 de abril de 2010

Johnny Caspar

Johnny Caspar

Al comienzo de Miller's Crossing Johnny Caspar, un jefecillo hampón, pide permiso al gran capo para matar a Bernie Bernbaum, un estafador de poca monta. Caspar gana dinero amañando combates de boxeo y últimamente las apuestas tienden a igualarse, con lo que sus beneficios disminuyen. Alguien se está chivando de los amaños para hacer negocio a espaldas y a costa de Caspar y Caspar está convencido de que es Bernie. ¿Por qué? Porque Bernie "es el único que no tiene ética", así que quiere matarle.
I'm talkin' about friendship. I'm talkin' about character. I'm talkin' about--hell, Leo, I ain't embarassed to use the word--I'm talkin' about ethics.
¿Lo veis? El gangster estafador quiere asesinar a un buscavidas porque "no tiene ética". ¿Se puede ser más brutalmente cínico?

Pues sí, se puede:
El próximo año hará veinte que disfruto intensamente de lo que hago, los veinte vinculado a la misma empresa. Una empresa que no dudó en apoyarme cuando me fui a hacer el doctorado a California durante cuatro años o cuando decidí tomarme unos meses para escribir este libro, o cuando, en numerosas ocasiones, personas que están en desacuerdo con algunas de las ideas que manifiesto en el blog creen que la mejor manera de callarme es dirigirse a mi empresa para intentar que me echen de ella.
Las negritas son mías pero el inconmensurable párrafo es de "Todo va a cambiar", el libro del Egocentrísimo Sr. Dans, el mismo que llamó a la empresa de Fuckowski para quejarse de las críticas de éste.

Primero el DRM, ahora esto... Este tío es the fucking master. Es Johnny Caspar. Le veremos como asesor de la SGAE y ya ni sorprenderá.


E-link al libro. Página 9.

Alfredo, recoge la mandíbula, que te arrastra.