17 de septiembre de 2010

Revenge on the rocks

RECEPCIÓN: MultiAir, dígame.

TELEOPERADOR (TO): Buenos días. Con el Dpto. de Recursos Humanos, por favor.

RECEPCIÓN: Le paso.

RR.HH.: Recursos Humanos.

TO: Buenos días. Llamo para poner una queja contra uno de sus empleados.

RR.HH.: Eh... Oh... Ya... Eem...

Le ha pillado por sorpresa. Seguramente es la primera vez que le ocurre. Sí, yo soy así de original. Y de cabrón.

RR.HH.: Y... Eh... ¿Contra quién?

TO: Pues no lo sé, no tengo su nombre. Pero puedo darle datos para que le identifiquen.

RR.HH.: Y... Y... ¿Cuál es el motivo de su queja?

TO: Que ha estado a punto de matarme.

RR.HH.: ... ¿Perdone?

TO: Recuéstese y permita que le cuente...

Media hora antes, sobre las 15:00 h., El Teleoperador, a bordo de su potente motocicleta Kawasaki Vulcan 900 Classic, circula majestuoso y elegante entre el muy denso tráfico de la M-40 a esa hora, tanto que la velocidad de los vehículos no pasa de los 40-50 km/h. El punto concreto es el Nudo Sur, dirección A-5, aquí.

Es un punto complicado de la M-40 porque en muy pocos metros se incorpora por la derecha todo el tráfico proveniente de Mercamadrid y el Polígono Industrial de Vallecas y poco después el de la A-4 desde Madrid, mientras por la izquierda está la salida hacia la A-4 sentido Córdoba (sí, una salida en una autopista por la izquierda, en Madrid somos así de chulos y nuestros dirigentes así de gilipollas). Total, que hay un montón de incorporaciones y cambios de carril de última hora y de frenazos, todo aderezado por transportistas profesionales que creen que saben más que nadie y por muchos trabajadores empeñados en hacer Vallecas-Móstoles con vuelta rápida.

Como siempre, me coloco en el carril central para evitar tanto las incorporaciones con calzador de la derecha como los "Huy, mi salida" de la izquierda. Detrás de mí, una furgoneta blanca conducida por un profesional. Lo sé porque me va lamiendo el culo, así que es transportista profesional o chapero profesional. Me separo un par de metros más del de delante, sólo por tener margen de escape entre carriles por si acaso, que mi moto no gira como un scooter, y me mantengo siempre en la mitad derecha de mi carril como marca la DGT. Justo al pasar bajo la A-4 miro a la derecha los que se incorporan por ahí y todo bien, miro al retrovisor izquierdo para ver si...

TO: ¡¡HOSTIA PUTA!!

A mi izquierda, adelantándome dentro de mi carril está la furgoneta que tenía detrás segundos antes. Me pasa a poco más de tres dedos de distancia de mis defensas, mis alforjas y mi maneta de freno. La majestuosidad y elegancia se convierten en tal susto y giñote que a punto estoy yo mismo de recorrer esos tres dedos y darme contra él.

Instintivamente me voy hacia la derecha pero tengo que corregir inmediatamente porque por ahí también vienen coches y camiones, así que me quedo rozando la raya discontinua, entre ambos carriles. Y mi moto, repito, no entra alegremente entre carriles como un scooter, así que durante un par de segundos circulo acojonado esperando que la furgoneta pase sin empujarme más, que por la derecha me estén viendo bien y que por Dios, porfavorcito, no me resbale con las putas rayas.

La furgoneta termina de pasarme y yo vuelvo a mi carril con los huevos de corbata y obligándome a respirar otra vez. No puedo creerme que haya hecho lo que ha hecho para avanzar un mísero puesto en este maldito atasco. El susto se me ha pasado tan rápido como me ha venido el odio. Ahora lo que quiero es sacarle de la furgoneta a rastras y reventarle el cráneo a golpes de casco; ahora quiero romperle los dedos de las manos uno a uno; ahora quiero seguirle hasta donde sea y dejarme las botas en sus dientes.

Ese atasco de las 15 h. en la M-40 ya me lo conozco: se satura en el Nudo Sur y en la salida a la A-5, pero en medio se aligera un poco, así que escasos metros más adelante los coches aceleran y el espacio entre ellos aumenta, y una moto siempre revoluciona más rápido que una furgoneta, así que pongo el intermitente, le adelanto y me coloco delante de él. Sin hacer el cabra ni macarradas, que no lo necesito, dejando espacio al pasarle y dejando espacio al reincorporarme, como si no pasase nada. Y creo que eso le molesta aún más cuando por el espejo veo claramente su mirada de odio. Por supuesto, a partir de ahí circulo en to'l medio del carril, más chulo que un ocho, despatarrado en las plataformas y hasta un poco recostado, y sin dejar de controlarle casi tanto como al tráfico de enfrente, preparado para cambiarme de carril a la mínima.

Muy poco después intenta adelantarme y cambia de carril pegando un volantazo. El del carril izquierdo se lleva un susto como yo antes y le pita. Ya somos dos directos y varios indirectos a los que ha puesto en peligro. Empieza a acelerar. Yo, tranquilamente, me paso a la derecha y retuerzo la oreja a la moto un poco, que acelera rápidamente. Él adelanta a un coche y vuelve al carril central, yo adelanto a dos y también vuelvo, con lo que queda uno entre nosotros.

En poco más de un kilómetro (no duró más la cosa) he pasado por todo el menú degustación del puteo circulatorio: primero el terror por el susto y segundo la ira asesina. Así que llegando a mi salida me paso a la derecha y suelto el acelerador, esperándole. Él pasa a mi lado mirándome y yo suelto el puño del embrague, le apunto y disparo. Él levanta una mano y empieza a gritar algo, pero ya la diferente velocidad y dirección me impiden verlo claramente.

Lo que sí veo claramente es el nombre de su empresa en el costado de la furgoneta. Señor, hoy de postre tenemos venganza cruel con sirope de bilis en copa helada.

TO: Y así es como he llegado a vosotros, buscando el nombre en Google.

RR.HH.: Madre mía. Y dice usted que esto ha ocurrido...

TO: Sobre las tres de la tarde en el M-40 a la altura del Nudo Sur, sentido A-5.

RR.HH.: ¿Y tiene usted...?

TO: ¿La matrícula? Naturalmente, tome nota: 2972 DDR -digo saboreando cada letra, cada sílaba, cada número.

RR.HH.: ...DDR... De verdad que no sabe cuánto lamento lo ocurrido y tenga por seguro que se tomarán las medidas oportunas.

TO: Eso espero, que no caiga en saco roto...

RR.HH.: ¡No, no, descuide!

TO: ... y que tenga en cuenta el buen juicio y educación que estoy demostrando con esta llamada. Porque si alguna ha sufrido usted una cabronada como ésta...

RR.HH.: Sí, sí, yo también conduzco y sé lo que es.

TO: ¿Conduce usted un coche?

RR.HH.: Sí, por eso le digo que...

TO: Entonces, hágame caso, no sabe lo que es. A esa velocidad y en coche todo habría quedado en daños de carrocería. Yo voy en moto. A esa velocidad me tocan, caigo al suelo y el que viene detrás me pasa por encima. Hay una diferencia.

RR.HH.: Ah... Sí, claro...

TO: Aún así, si alguna vez le han hecho una cabronada, se puede imaginar el susto por el que he pasado.

RR.HH.: Desde luego, desde luego.

TO: Lo que quizá no ha vivido es el ansia de furia homicida que sentí después y que aún siento.

RR.HH.: Comprendo...

TO: Por eso espero que tengan en cuenta la amabilidad que estoy mostrando con esta llamada, cuando lo que de verdad, de verdad me apetece es ir a su delegación en Madrid, situada en la Av. Cámara de la Industria, número 22, Polígono Arroyomolinos de Móstoles, localizar la furgoneta y prenderle fuego.

RR.HH.: ... Eeh... Claro...

TO: Quiero suponer también que se dan ustedes cuenta del mastuerzo que tienen contratado que, primero, echa carreras en una autopista abarrotada, segundo, pretende ganar a una moto con una furgoneta, tercero, no le importa jugar con la vida ajena, cuarto, no se da cuenta de que lleva un logo enorme en la carrocería, con lo que deja el nombre de su empresa por los suelos, y quinto, además facilita la venganza vandálica de personas menos civilizadas que yo que puede causarles graves pérdidas económicas.

RR.HH.: ... Sí, no, si entiendo, claro... Yo pondré todos estos datos en conocimiento del Director de Recursos Humanos para que se tomen las medidas disciplinarias pertinentes.

TO: Hay más de 4.000.000 de parados ahora mismo, señorita, y yo conozco a varios que estarían mucho más comprometidos con su trabajo y la imagen de su empresa.

RR.HH.: Tiene usted toda la razón. Una vez más lamento lo ocurrido y si me pudiese enviar esta historia por mail, para tener una constancia...

TO: De mil amores.

No sé si harían algo o no, claro, al fin y al cabo sólo es mi palabra. Pero teniendo la hoja de trabajo del hijoputa de aquel día, sí pueden comprobar si la furgoneta estaba o tenía que pasar por allí a esa hora. Y si tenía, es muy raro que un pirao se tome la molestia de inventarse esta historia y llamar.

Vamos, que me gusta pensar que he contribuido al menos un poco a que un hijoputa se quede en paro.

(El nombre de la empresa, su dirección y la matrícula no son los auténticos.)

25 comentarios:

  1. "4.000.000 millones de parados" !!!

    la que está liando ZP!!

    ResponderEliminar
  2. Suerte has tenido y venganza poca, aunque así mejor que si te lías igual te pierdes.
    Lo de los datos falsos poco importa, hay tantos locos en la carretera que esto es un dato. Supongo que todos podemos contar un caso similar, sólo que tu cuentas con el apoyo de los que te seguimos.

    ResponderEliminar
  3. Joder, valiente hijo de puta...

    Yo también circulo por Madrid a diario, aunque en el monovolumen, y aunque no se lo que es sufrir algo así en moto sí que he estado a punto de llevarme algún hostión de uno de esos hijos de puta 'profesionales' que circulan con sus furgonetas como si Madrid fuese un circuito de carreras.

    Yo he llegado al punto de irme a trabajar a primera hora para quitarme el tráfico de la hora 'feliz' en la que la mayoría de los gilipollas que circulan como pollos sin cabeza por la carretera son un puto peligro para cualquiera ('profesionales' incluidos).

    Espero que a ese mamón le metan un buen puro, le sancionen (como poco) como debería hacer una empresa que se preocupa de su imagen y se le quitan las ganas de ir puteando al personal.

    ResponderEliminar
  4. Vaya putada. Recuerdo que, cuando conducía (antes de que un desalmado destruyera mi coche al saltarse el ceda el paso cuando él entraba en una rotonda), todos, absolutamente todos los días, contabilizaba varias infracciones graves.

    Claro que, en moto, cualquier "nimiez" puede volatilizarte en segundos.

    En cualquier caso, creo que habría sido más efectivo personarse en la delegación de la empresa y exponerle el caso a algún jefe de allí, para que se lo tomaran más en serio. Y yo al menos no dejaría de llamar para saber qué ha sido del empleado en cuestión.

    ResponderEliminar
  5. Además en ese tramo que dice TO no falta el cafre que pasa a 100-120 cuando es de máxima 90.

    Y eso que hay un radar unos cientos de metros mas atrás.

    ResponderEliminar
  6. Me siento completamente identificado. Si hubiese sido yo, me hubiese cagado en sus muelas y si pudiera ponerme a su altura, le hubiese llamado de todo menos guapo.
    Cómo se nota que alguna vez lo he hech, eh? es bonito ver la cara de estupefaccion que ponen cuando al lado alguien les llama de todo.

    V´sss

    ResponderEliminar
  7. Buuufff, he leído tu entrada a las 9 de la mañana y ha causado el mismo efecto que cuando estoy dormidísima y me pongo la COPE. Es decir, ataque de furia incontrolado. Y oye, como que se me despierta el cuerpo y salgo a la calle con una energía, una adrenalina ...
    Felicidades por contribuir a una bronca merecida.
    PD. Verificación de palabra CAFRA ainnns ¡casi!

    ResponderEliminar
  8. En República Dominicana, donde vivo ahora, son más crueles al volante que esos "profesionales" de la M-40. Por suerte para mi voy en un jeep, pero por más suerte todavía, todas las empresas de aquí tienen la costumbre de poner un teléfono para ver si el chófer maneja mal, con lo que me divierto mucho cuando un hijoputa pasa haciendo el loco, simplemente llamo a la empresa, doy la ubicación, el número del vehículo y ready!
    Antiguamente vomitaba bilis hasta por los poros del escroto, hoy esta técnica de relajación me permite llegar con mis escrotos limpios de bilis a mi casa.

    ResponderEliminar
  9. 4.000.000 millones es lo mismo que 4 billones, ¿verdad? Muchos parados son esos.

    Si fuese un titular de periódico, saldrías en Malaprensa.

    ResponderEliminar
  10. Me llamas para la próxima (jejeje) y le partimos las piernas. Sí.

    ResponderEliminar
  11. Yo también tengo que sufrir todos los días a los "furgoneteros" profesionales y es verdad que hay cada uno que, como el vehículo no es suyo, parece que tiene patente de corso para abollarlo contra todo y contra todos.

    La mejor jugada de todas la ví en la Avenida de La Albufera, camino de coger la M-40. Estaba a eso de las 7:30 parado en un semáforo cuando de repente ¡catacrash! golpazo tremendo de furgoneta (de un servicio municipal, no de una empresa privada, pero para el caso...) que no se ha enterado de que había un semáforo a un pobre turismo que estaba parado tranquilamente frente a la luz roja. Este pone los warnings, se adelanta un poco y se echa todo lo que puede a un lado esperando al otro para tomarse teléfonos y tal. Se pone el semáforo en verde, arranca la furgoneta... y pasa olímpicamente de parar. El del turismo, alucinado, tarda unos segundos en ponerse en marcha y ya hay tres o cuatro coches de distancia y con tanto tráfico no se le puede acercar. Yo, a todo esto, mirándolo todo por el retrovisor un poco más adelante. Me salgo hacia la A3 y cuando me estoy incorporando veo por el retrovisor a la furgoneta que se incorpora también a 130 por hora, casi derrapando, con el turismo detrás incorporándose de manera bastante más prudente. Cuando pasó la furgoneta a toda leche por mi lado vi algo muy curioso: iba perdiendo agua a chorros. Por lo que se ve, el golpazo había rajado el radiador completamente. Yo me fui hacia la M45 y lo último que pude ver es a la furgoneta huyendo y dejando detrás una nube de agua y al turismo siguiéndola.

    Me hubiera encantado ver la escena unos kilómetros más adelante, cuando el furgonetero tuviese que parar el vehículo por el gripazo del motor y el otro parase detrás...

    Perdón por el tochazo, pero es que me encanta contar esta historia de furgonetas y descerebre.

    ResponderEliminar
  12. oigan! soi el de la fregoneta desta mañana y komo te koja kanijodemierda te basan terar komo te bea mañana bia celerar to lo que de la fregoneta y tebi pasar polencima y tebi dejar toaplastao contral afalto ke sepas que mallamao mi jefa y ke igual me echan y aber komo me pago yo los petas y toa la midicacion que tengo que tomal palo mio de la kabeza menos mal kel karnee no me lo sake ke sino me lo kitan y to

    ResponderEliminar
  13. A uno de mi trabajo le atizó un coche enano y potente en una carretera nasioná y le subió el A6 a la mediana - siniestro total ambos, of course, aunque el del bólido quedó hecho mierda.

    A otro le atizó por detrás en la M30 un menda que iba de coca...a la hora de la comida. Si no estuvo de baja casi un año por los vértigos no estuvo ninguno.

    ResponderEliminar
  14. Pero di el nombre de la empresa cabron!

    Estoy hasta los mismísimos de los furgoneteros que se creen que la distancia de seguridad de los manuales de tráfico aparecen dados en centímetros. Mi diversión, reducir hasta encajonarlos con el tráfico de los carriles laterales para que se pasen de salida.

    ResponderEliminar
  15. Menos mal que no te paso nada y ahora puedes respirar tranquilo y contarlo. Si las cosas funcionan como debieran al tío ese se le debería caer el pelo...si no pasa nada que se peguen una hostial al volante, lo malo es que se la pegan a otros tb :p

    saludos!

    p.s: mu chula la motico esa

    ResponderEliminar
  16. También voy en moto y te puedo asegurar que picarse con cualquier coche es mal asunto. El de la moto siempre lleva las de perder si se le pone la vena tensa al del coche/furgoneta y te da un simple toque. Por supuesto, casi nadie parará y si alguno se detiene, no habrá visto nada.

    Yo prefiero quitarme de enmedio, anotar mentalmente matrícula (y lugar) del acosador y denunciarle ante el primer agente que vea. Llamar a su empresa también es buena idea, por supuesto.

    Me gustaría recordar al respetable que en Tráfico, por 7€ y sabiendo la matrícula, te dan los datos del vehículo y de su propietario (incluida su dirección)... cosa que incluso podría hacer tu furgonetero si se acuerda de la de tu moto.

    ResponderEliminar
  17. Sí, Jesús, pero para pedir esos datos también tienes que dejar los propios, si no me equivoco, así que si los usas para ir y vengarte, la Policía no tardará mucho en descubrir que has sido tú.

    ResponderEliminar
  18. Yo vivo un poco más adelante, a la altura del Decathlon, y los momentos de emoción que he pasado en esos escasos metros son sólo comparables a Luke Skywalker en el XWing intentando bombardear a la estrella de muerte, y yo voy en to'terreno tocho tambien por el carril del medio, pero os aseguro que da igual, la gente no tiene aprecio a la vida, ni ajena ni propia. Aunque los que se llevan la palma son los chandaleros, los adoradores del TDI, están para desmembrarlos y tirar sus restos a Valdemingomez (es que uno los ha sufrido/sufre/sufrirá mucho...)

    ResponderEliminar
  19. A mi un furgonetero de una empresa de mudanzas me dió un toque al coche, paramos en el arcén y cuando me bajé se largó. Esto fue en Las Rozas y acabé la persecución en Alcobendas con llamada por medio a la benemérita que acudió al lugar de los hechos y que le metió un puro por abandono del lugar del accidente.

    ResponderEliminar
  20. "me mantengo siempre en la mitad derecha de mi carril como marca la DGT". Pues mal vas. Eso no es más que invitar a ese tipo de individuos a que usen la otra mitad del carril para adelantarte, y arrastrarte en sus bajos si es necesario.

    He estado rebuscando por los pdfs de la DGT que he encontrado por ahí y no he visto nada de que las motocicletas estén obligadas a circular por la parte derecha del carril. Tampoco es que yo sea un hacha leyendo legislación, me parece escrita en otro idioma. Si alguien me señala dónde está, se lo agradeceré.

    Yo circulo por la mitad del carril, el carril todito para mí y el que quiera adelantar que lo haga por el otro. Pero incluso en el caso de que la DGT lo dijera, lo siento, pero paso. Ya consiguieron los ciclistas que la DGT admitiera que fueran en grupo por la carretera y no en fila india, que era mucho más cómodo para los coches pero mucho más peligroso para los ciclistas.

    ResponderEliminar
  21. Sí, yo tampoco sé eso de circular por la mitad del carril. Que yo sepa, las motos son un vehículo más a efectos de tráfico y, ni pueden adelantar entre carriles como hacen los de las escutres ni tienen que ocupar ninguna posición específica en el carril.

    Vamos, por la parte que me toca, yo uso mi carril entero; según cómo vea a los parroquianos que me rodean me arrimo más a la izquierda o a la derecha, para proteger mi sitio, faltaría más. ;)

    Ahora, sin querer justificar al hideputa que casi te asesina, te diría que los motoristas como colectivo no somos inocentes: todo el mundo está harto de ver motos circular entre carriles y filtrarse entre el tráfico como les da la gana, así que muchos lateros sencillamente deducen que las motos se quitan de enmedio automáticamente y que su sitio es, precisamente, las líneas entre carriles. Mucha educación falta, tanto para unos como para otros.

    ResponderEliminar
  22. Define bastante tu personalidad el hecho de que un pequeño incidente de tráfico (los moticiclistas sufrimos cosas así a menudo) te baste para emprender actos destinados a que esa persona se quede en paro.

    Me pareces patético. Suerte que no todo el mundo es como tú.

    ResponderEliminar
  23. No sé por que tengo la impresión de que cuando cuentas tus batallitas mientes/exageras desmesuradamente. Tu imaginación es admirable, todo hay que decirlo, pero de verdad que no me lo creo. Lo que si creo es que algo así te pasó, te la liaron como nos la lian a los moteros prácticamente a diario, pasaste el susto y pusiste mala cara dentro del casco, todo lo demás ya es la peli que te gustaría haber protagonizado.

    Ahora, que imaginándome la película que has escrito y haciendo como que me la creo... Solo puedo calificarte como un rencoroso al que le gusta montar pollos contra lo que sea, y luego alardear de ello.

    ResponderEliminar
  24. TODOS los dias desde hace años corremos riesgo de ser atropellados por moto/s del telepizza de General Aviles (valencia) especialistas en invadir aceras a gran velocidad en esquinas, saltarse semaforos, circular eN SENTIDO CONTRARIO asi como derapajes hasta las 12am LOS 365 dias del año . El encargado ya ha sido avisado hace muuucho tiempo.
    ¿ASI PUES de verdad CREES QUE DESPEDIRAN AL DE LA FURGONETA?
    Precisamente el empresario medio "EJPAÑOL" busca a colgaos dispuestos a cobrar incetivos por pequeños que sean.
    Ademas,como ya te han dicho muchos muchos coches vamos por nuestro carril y tenemos que pegar grandes frenadas para no chafar a motos que se cruzan 3 carriles de un tajo ,kamikazes sobran a 2 y 4 ruedas

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.