2 de septiembre de 2010

Francino, indignado con Francino

William Hague, ministro de Exteriores británico, saca un comunicado de prensa negando que sea homosexual. La prensa británica lleva días insinuándolo tras saberse que durante la última campaña electoral compartió habitación de hotel con uno de sus ayudantes. Y dirá usted: "Pos bueno, pos fale, pos m'alegro". Y yo. Y éste. Y todos. Bueno, todos los que no somos completos gilipollas.

Pues esta mañana en el Hoy por Hoy de la SER han montado un especial sobre esto. Carles Francino se ha escandalizado por ver un tema de braguetas en la prensa británica, pero no en los habituales tabloides infectos sino en periódicos serios, que parece que por allí todavía queda alguno, y se pregunta si la "prensa seria" (sí, mejor lo entrecomillo) se está contagiando del gusto por las secreciones ajenas de escoria como Jorge Javier Vázquez o Jordi González.

Más le valdría a Francino preocuparse por leer los teletipos completos y no sólo los titulares; de haberlo hecho -por ejemplo, éste de Europa Press- habría visto que además de bragueterío hay acusaciones de favoritismo, pues el ayudante sólo tiene 25 años y era nada menos que asesor especial del ministro y algunos dicen que no tenía preparación suficiente para ese cargo, y la cosa cambia aún más cuando te enteras de que el ministro está casado. Un ministro que se enrolla con su subordinado es una cosa; un ministro conservador, casado y secretamente homosexual que enchufa a su amante en un puesto pagado con dinero público para el que no está cualificado, es otra muy distinta.

Pero se han quedado en la cosa de la indignación profesional, la degradación del periodismo y ande-vamos-a-parar y todo con un aire como de "¿Cómo han podido caer tan bajo?" que resultaba chocante teniendo en cuenta que han empezado con el "I want your sex" de George Michael y han terminado con... Bueno, mejor lo escuchan. El especial completo está aquí y yo les dejo un resumen:

Si el tema es la posible degradación morbosa de la prensa, ¿me puede justificar alguien ese recopilatorio de escándalos? ¿No? ¿Nadie? Ya... Y cuando Ana Guantes dice "Me ha llamado la atención porque es que he entrado en el periódico...", ¿no te das cuenta, bonita, que se trata precisamente de eso, de que entres en el puto periódico? Clic, una visita más, otra impresión en pantalla, el Dpto. de Marketing te da las gracias y te ofrece también la última chorrada de Megan Fox.

¿Y qué tag le pongo a esto? ¿Cinismo, hipocresía, ceguera, tiés-más-viga-en-el-ojo-que-la-puta-torre-Eiffel...?

6 comentarios:

  1. Aspaña. La etiqueta correcta para esto es: ¡ASPAÑA COÑÑÑÑÑO!.

    ResponderEliminar
  2. Ufff, es que Francino y Suberbiola son como el hambre y la ganas de comer.

    ResponderEliminar
  3. ¿Eres periodista? ¿No, verdad? Pues no te metas con los que saben más que tú, que está claro que si fueras periodista estarías en Telecinco.

    ResponderEliminar
  4. Y eso que el Francino es de lo menos malo del panorama audiovisual!

    ... estamos perdidos!

    ResponderEliminar
  5. Me he imaginado a la típica cotilla de portal, que previo al destripamiento de cualquier vecino, siempre suelta la coletilla de rigor: "Y a mi, porque no me gusta hablar, pero...".

    ResponderEliminar
  6. O por qué "The Thick of It" es hiperrealismo puro.

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.