13 de mayo de 2010

Sin palabras

Porque mi madre me dijo que cuando no tengas nada bueno que decir de alguien, absolutamente nada, mejor no digas nada. Deja que lo diga él mismo:


Buzón contacto de Cuatro.

15 comentarios:

  1. Acojonante..., siempre he pensado que esta gente vive enchufada, pero a lo mejor es que son tontos y vale.

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes, lo digo yo por ti...hijo de puta

    ResponderEliminar
  3. Ver para creer. No se que es peor, si el capullo de Manolo Lama o la caterva de oligofrénicos que le siguen la ¿broma?. Al gilipollas de la tarjeta de crédito habría que colgarlo por las pelotas.

    ResponderEliminar
  4. Un impresentable cabrón poco ético es lo que es.

    ResponderEliminar
  5. Es la primera vez en mi vida que vomito por aspersión. Nunca creí que sería capaz.

    ResponderEliminar
  6. Pues, simplemente, vamos a hacerle caso a tu madre.

    Aunque nos cueste.

    ResponderEliminar
  7. Tu madre es sabia, yo soy bastante menos sabio: pero qué pezado de cabronazos hay sueltos joder.

    ResponderEliminar
  8. Creo que a Manolo Lama se le va el tema de las manos, pero no creo que tuviese intención de mofarse del mendigo. Poco inteligente sí estuvo. Ojalá la inteligencia y la bondad que desbordan los foros nos ilumine.

    ResponderEliminar
  9. Como no va a tener intención de mofarse del mendigo, hombre! Ahora resulta que Manolo Lama se ha caído de un guindo. Si hasta el graciosete le quitó la bufanda a un aficionado para dársela al mendigo. El pobre la cogió todo ilusionado para que luego el dueño la volviera a recuperar.

    ResponderEliminar
  10. Este tio es idiota, y el presentador riendose en el estudio no tengo palabras para el. Como me gustaria verle en la misma situacion.

    ResponderEliminar
  11. Sí, al mendigo se le veía la mar de ilusionado con la bufanda del atleti.

    ResponderEliminar
  12. Hay un grupo en Facebook para que le manden a la puta calle. Creo que lleva 180.000 seguidores en apenas cuatro días.

    ResponderEliminar
  13. ¿Que no tenía intención de mofarse? ¿Qué es lo que quería entonces? ¿Sacarlo de las calles tal vez catapultándolo al estrellato de la telebasura más mugrienta? Creo que es preferible vivir en la indigencia.

    Humillar a los más débiles simplemente por diversión es síntoma de ser un hijo de puta. Pero si además lo hace un ¿profesional? de los medios de comunicación que lleva ya décadas en el negocio coreado por una banda de niñatos mongólicos y retransmitiéndolo en directo por las cámaras de televisión... No se me ocurre un insulto que no le quede pequeño.

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.