13 de junio de 2007

En medio del medio (6)

TO: SANSIROLÉ, se me ha ocurrido algo que a lo mejor mola para el programa. ¿Sabes quién es Matt Harding?

SANSIROLÉ: Ni puta idea.

La pregunta era retórica, claro. Le conté quién era. Como ya le voy conociendo (diga lo diga el Pianista) puse mucho énfasis en lo que más podía interesarle: lo cachondo que iba a ser, el tirón entre la gente joven, Internet, la competencia por que Madrid fuese la ciudad con más bailarines, lo fácil que sería de cubrir, la posibilidad de que alguien de nuestro equipo bailase con él y que era posible que apareciese en un montón de zappings.

SANSIROLÉ: O sea... ¿Un tío que hace el capullo alrededor del mundo?

TO: Hombre... Sí... Pero no. Te pongo el vídeo, que te va a gustar. No me preguntes por qué pero llega a emocionar. La primera vez que lo vi se me saltaron las lágrimas, y no he sido el único.

SANSIROLÉ: Ya, pero es que tú eres muy rarito.

TO: De verdad que este tío es muy conocido, que sus vídeos llevan casi diez millones de visitas en YouTube. Incluso hay un montón de vídeos de gente imitándole en sus viajes. Hasta hay un blog español que le hizo un homenaje. De hecho es por eso por lo que ha decidido venir a Madrid.

SANSIROLÉ: No lo veo. Si por lo menos hubiese salido en la tele...

TO: Ha salido en la tele. En en España ha salido en algún zapping hace tiempo y en el extranjero le han hecho ya varias entrevistas.

SANSIROLÉ: Ya, bueno, en el extranjero. Pero aún así la mayoría de la gente no sabe quién es. Tendríamos que contarles toda la historia.

TO: Coño, pues se cuenta. Yo te la he contado en un minuto. Y podemos enlazar los vídeos en nuestra web para que vean más.

SANSIROLÉ: Que no, paso, que no lo veo. Si el lunes lo da todo el mundo, el martes contamos que ha venido el flipao este y listo. Pero además esto no lo va a dar nadie. Si total -redoble de tambores-, en el fondo Internet son cuatro gatos.

Chimpún.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.