10 de noviembre de 2006

En medio del medio (2)

No me tocaba trabajar pero, por motivos que no vienen al caso, estaba en el Medio haciendo tiempo. Se estaba emitiendo un informativo y hablaban -otra vez- de la Pasarela Cibeles y el Índice de Masa Corporal (IMC) que exigían a las modelos. Oigo de fondo:

PRESUNTO PERIODISTA (CORREVEIDILE): La organización del evento y la Comunidad de Madrid han acordado que no se admita a ninguna modelo con un Índice de Masa Corporal inferior al 18%, cantidad mínima saludable según bla, bla, bla...

Otra vez el porcentaje. Todos los medios dando la noticia con el puñetero porcentaje. En todos los libros de estilo de todos los medios debería haber una referencia a Malaprensa, que ya aclaró esta ridícula equivocación. Ya que estoy aquí decido comentárselo a los de Informativos, a ver si al menos nosotros lo damos bien.

TO: Correveidile, perdona, soy El Teleoperador, del Programa. Te acabo de escuchar dar la noticia esa de Cibeles y quería comentaros algo. Es que el IMC no es un porcentaje, ¿sabes? Todo el mundo lo está dando así porque ya venía mal en el teletipo de EFE, pero en realidad se calcula dividiendo el peso en kilos por la altura en metros al cuadrado. O sea, que en todo caso serían 18 kgs/m2, pero lo habitual es dar el índice sin más.

Nótese que no digo que haya cometido un error sino que se lo achaco a EFE, eludiendo toda referencia a su ineludible obligación de contrastar las noticias, vengan de EFE o del butanero.

Sin embargo, CORREVEIDILE me mira de soslayo y me examina lentamente de arriba a abajo, achicando los ojos en plan Clint Eastwood a punto de desenfundar. Se recrea en su evaluación varios segundos. Es un momento eterno y un silencio incómodo. Me parece oir un arpa de boca a los lejos y ver pasar una bola de paja por la calla principal de Dodge City. Termina su examen de nuevo en mis ojos, hace un gesto de desprecio con los labios, se encoge de hombros y dice sin mirarme:

CORREVEIDILE: ¡Poh vale! Se lo diré al que lo ha ejcrito.

Y se aleja sin despedirse dejándome envuelto en una espesa capa de humillación. Gracias a Dios, no hay testigos. Al día siguiente, de nuevo en el Informativo:

CORREVEIDILE: La decisión de excluir a las modelos que no alcancen el IMC mínimo del 18% ha provocado las protestas bla, bla, bla...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.