5 de agosto de 2007

En medio del medio (10)

Un canadiense sufrió varias quemaduras al caerle un rayo cerca.

(...) El deportista, de 37 años, llevaba un iPod (...) mientras hacía deporte cuando un rayo alcanzó un árbol cercano. El hombre sufrió graves quemaduras en el pecho, los oídos y la mandíbula debido al metal en los auriculares de su iPod, según señalaron los médicos del Hospital General de Vancouver, en Canadá, en una carta en el New England Journal of Medicine.

Riesgo por los auriculares

"Aunque el uso de un artículo como el iPod no incrementa las posibilidades de ser herido por un rayo, en este caso la combinación de sudor y auriculares de metal dirigieron la corriente hacia la cabeza del paciente", señalaron los doctores Eric Heffernan, Peter Munk y Luck Louis.

Este riesgo existe con cualquier tipo de auriculares, señalaron los médicos, y no sólo los de los iPod.
La noticia según COPYPASTE:
Un canadiense de 37 años sufrió graves quemaduras al caerle un rayo mientras corría. Según los médicos que le atendieron, la culpa fue del reproductor Ipod que llevaba, que fue el causante de la radiacción (sic).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.