30 de marzo de 2009

A buen entendedor...

Asunto: Manifestometro y Bitacoras.com
De: David Alayón
A: El Manifestómetro

Muy buenas,

Soy David Alayón, Community Manager de Bitacoras.com. He visto que esta noticia está ganado votos en nuestro agregador:

http://bitacoras.com/anotaciones/manifestometro.blogspot.com/2009/03/manifestacion-290309-recuento-de.html

Sólo quería invitarles a registrarse en Bitacoras.com, red social para bloggers, y asociar el usuario a vuestro blog. Estamos creciendo y creo que mostrar quien está detrás del blog ayuda a la promoción. Por supuesto también están invitados a participar de forma activa en nuestro agregador, votando y comentando.

Cualquier problema o sugerencia no duden en comntactar conmigo.

Un saludo,

--
David Alayón
Community Manager

Bitacoras.com
http://bitacoras.com

Blog: http://www.pisitoenmadrid.com/blog
Perfil en Bitacoras.com: http://bitacoras.com/usuario/pisitoenmadrid
Twitter: @pisitoenmadrid



Asunto: Re: Manifestometro y Bitacoras.com
De: El Manifestómetro
A: David Alayón

Hola, David:

Recibida su propuesta, la hemos analizado en un social networking brainstorming con la asistencia de todo nuestro staff: El Teleoperador (Rude Answers Dispatcher), Rinzewind (Dumbs Blackmouths Heavy Breaker), Toño (Pretentious Assholes Fucker), Prosopopeyo (Silly Gurus Drunken Bukkaker) y Jeremías (CEO, SEO y VEO-VEO del Fucking-Spammers Department). Esta es nuestra respuesta:

- Hemos mirado bien y estamos bastante seguros de no ser bloggers. Y si lo somos lo negaremos siempre.

- Enhorabuena por "estar creciendo". Es muy interesante y lo seguimos atentamente. Cuando seáis adultos hablamos.

- Creemos que la gente ya sabe "quién está detrás del blog". Más bien estamos al lado, el derecho concretamente, justo bajo la cabecera, donde aparecen nuestros nombres y blogs respectivos.

- Si la gente no sabe quién está detrás del blog, nos la suda.

- Nosotros no hacemos promoción. Eso es cosa de ustedes. Nosotros hacemos artículos sobre manifestaciones y se promocionan solos. Ustedes hacen promoción sobre sí mismos para que otros les hagan los artículos.

- Gracias por su invitación a "participar de forma activa" pero nos gusta más la forma pasiva. Si a ustedes les viene bien, pueden ir arrodillándose. Y tranquilos, que les avisamos antes del final.

- Por supuesto, están ustedes invitados (o no) a participar (o no) activamente (o no) en los comentarios de nuestro blog. Total, a nosotros plim.

- Si lo que quieren es un intercambio de enlaces publicitarios, estamos dispuestos a incluir su banner en nuestro blog por el módico precio de 3000 euros/mes, una Nespresso y un iPhone 3G para cada uno. Blancos, como el de Edu Arcos.

Cualquier problema o sugerencia serán debidamente ignorados.

Aire.



Asunto: Manifestometro y Bitacoras.com
De: David Alayón
A: El Manifestómetro

Hola a todos,

He tenido que releer el mail dos veces para comprobar que efectivamente no era el cansancio del receptor sino la impertinencia de los emisores lo que ha "engendrado" esta respuesta. Ironías a parte, por cierto muy mal traídas y ya que se contesta así pues lo mínimo es que el otro se ría, paso a responderles en el cuerpo del mensaje:
Recibida su propuesta, la hemos analizado en un social networking brainstorming con la asistencia de todo nuestro staff:
Nos sentimos halagados de que tanta gente se haya preocupado por este tema.
estamos bastante seguros de no ser bloggers
Blogspot = Blogger. Vamos que pueden estar escribiendo una obra de teatro o un diario íntimo homosexual que al final es formato blog. Eso de negarlo denota ingorancia, ¿lo sabían? :D
Cuando seáis adultos hablamos.
Estar creciendo no significa que no seamos adultos. Podiamos hablar ya, pero me he dado cuenta que incluso creciendo, les doblamos en madurez...
Creemos que la gente ya sabe "quién está detrás del blog".
La gente que les sigue, comenta y vota directamente en Bitacoras.com no. Visto lo visto, mejor así, que no sepan "lo que hay detrás".
Si la gente no sabe quién está detrás del blog, nos la suda.
Oye, ¡que en vuestro caso eso es una ventaja! Probablemente si lo supieran ni se interesarían por el blog :D
Nosotros no hacemos promoción. Eso es cosa de ustedes.
Nosotros no hacemos promoción de nosotros mismo. En el caso del agregador actuamos de intermediarios para conseguir dar a conocer noticias relevantes y blogs chulos. Damos oportunidades. Pero vamos, si los contenidos de vosotros se promocionan solos no hay problema. ¿Me pueden explicar como están casi el 6.000.000 en Alexa después de 4 años entonces? ¿Qué ha pasado con toda esa promoción fantasmal?
Gracias por su invitación a "participar de forma activa" pero nos gusta más la forma pasiva. Si a ustedes les viene bien, pueden ir arrodillándose. Y tranquilos, que les avisamos antes del final.
Por supuesto... Faltaba esta coña... Espera, ¿lo de la forma pasiva no será por que les mola poner el culo en pompa no? :D
Por supuesto, están ustedes invitados (o no) a participar (o no) activamente (o no) en los comentarios de nuestro blog. Total, a nosotros plim.
¿Nos van a pagar algo por generar ese contenido de calidad? Tampoco queremos que los comentarios superen a los propios posts...
Si lo que quieren es un intercambio de enlaces publicitarios, estamos dispuestos a incluir su banner en nuestro blog por el módico precio de 3000 euros/mes, una Nespresso y un iPhone 3G para cada uno. Blancos, como el de Edu Arcos.
No, tranquilos. Les pagaríamos eso por no poner el banner y no mezclarnos con vosotros :)
Cualquier problema o sugerencia serán debidamente ignorados.
¿¿Entonces no van a leer esta contestación?? Visto lo visto creo que no solamente van a leerla sino que seguramente la contestarán con ironía barata. O a lo mejor ahora que lo he dicho en alto, por puro orgullo se callarán. ¡Que emoción!

Puerta.

--
Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras

www.PisitoenMadrid.com
www.WhatTheBlogs.com
www.Bitacoras.com



Asunto: Re: Manifestometro y Bitacoras.com
De: El Manifestómetro
A: David Alayón

¿Qué parte de "Aire" no ha entendido?
Antes de contestarle me tomé la molestia de buscar quién era este menda en Google porque no tenía ni puta idea. El quinto enlace era esta entrevista, donde ya me hacía una idea aproximada de lo que me podía esperar... o eso creía yo, porque no prometía mucho, pero que no coja ni una sola...

Por cierto, he respetado escrupulosamente la gramática y ortografía de los e-mails de David Alayón. Sí, especialmente el "a parte".

17 de marzo de 2009

Fetos y abortos

Protege mi vida

La Conferencia Episcopal ha presentado una campaña publicitaria contra la inminente (esperemos) y tardía (seguimos esperando) reforma de la Ley del Aborto y no se les ha ocurrido nada mejor que la imagen de arriba. El mensaje es que el Gobierno protege más los embriones de lince ibérico que los de ser humano. La comparación es tan tramposa como estúpida y fácilmente desmontable, pero resulta llamativo que sea la mismísima Iglesia Católica la que compara en igualdad un ser humano, la cúspide de la Creación divina, y una bestia como el lince ibérico. Si yo fuese Dios les ponía finos.

Pero además de eso, está el detalle de que lo que propone la ley es despenalizar el aborto en las doce primeras semanas de gestación, y a las doce semanas lo que llevas dentro no es ese niño (feo) que te mira pidiéndote que le abraces. No es ni siquiera un niño, es un feto y hace nada aún era un embrión, y se parece a un alien cabezón de unos 6 centímetros y unos 20 gramos, algo así:


Claro, convencer a una chica de 16 años (o de 30) de que ese pingajo apenas reconocible como ser humano, sin raciocinio, órganos formados y casi sin sistema nervioso, tiene tanto derecho como ella a vivir sólo porque el cani que se folló detrás de la feria no sabía que hay que vaciar de aire la punta del condón al ponérselo... pues no es fácil. Así que ponemos un niño (feo) a ver si así tocamos la fibra sensible en plan: "Este niño (feo) podría ser tu hijo".

Pero podría ser otra cosa. Es lo que tienen los fetos de doce semanas, que si apenas se distinguen las orejas, como para distinguir si va a ser un niño angelical o... Yo qué sé... Vamos, que puestos a inventarte el futuro del feto, invéntate algo más interesante:

Protege al monstruo

Protege a Zapatero

Protege a los canis

Protege al Mierda

O deja de ser tan miserable tramposo de llamarlos "seres humanos no nacidos" mientras los retratas como querubines y pon las cosas como son:

No molestar

A la izquierda un feto de doce semanas, en medio un aborto de la razón y a la derecha gente normal divirtiéndose sin pensar en reproducirse.

Y dejo la plantilla del cartel del lince por si alguien quiere hacer su aportación.

15 de marzo de 2009

¿Qué me hace, Dr. Jones?

INDIANA: Hola, Marion.

MARION: Indiana Jones. Siempre supe que algún día volverías a llamar a mi puerta. Nunca lo dudé. Algo lo hacía inevitable. ¿Qué haces aquí, en el Nepal?

INDIANA: Necesito una de las piezas que recogió tu padre.

(De pronto, Marion le arrea un derechazo a la mandíbula)

MARION: En los últimos diez años aprendí a odiarte.

INDIANA: Nunca quise hacerte daño.

MARION: ¡Yo era una niña! ¡Estaba enamorada! ¡Estuvo mal y tú lo sabías!

INDIANA: Tú también sabías lo que hacías.

MARION: Ahora lo sé y éste es mi sitio. ¡Fuera!
Sí, es la escena del reencuentro entre Marion e Indy en En busca del arca perdida, de 1981 (cágate, lorito).

Tres años antes, en 1978, Steven Spielberg (32 años) y George Lucas (34) ya tenían una idea más o menos clara de lo que querían hacer con la historia. Spielberg propuso encargarle el guión a Lawrence Kasdan (29) y Lucas estuvo de acuerdo, así que le llamaron para concertar unas reuniones en las que compartir ideas y decidir cómo contar la historia. Brainstormings, vamos.

Las reuniones tuvieron lugar durante cinco días seguidos y duraron nueve horas cada una. Y se grabaron. Y hay transcripción de esas grabaciones. Y están disponibles en pdf (sí, sí, luego pongo el enlace, calma). En esas reuniones parece ser que Lawrence Kasdan no habla mucho. Es normal; si a mí a los 29 años me proponen escribir un guión los tipos que acaban de parir Tiburón, Encuentros en la tercera fase y La guerra de las galaxias, yo tampoco hablaría mucho más de "Sí, señor", "No, señor" y "Descuide, que me lo trago todo".

Se dice que en un brainstorming o tormenta de ideas no hay malas ideas, si acaso la de callarte una idea. Bueno, sí, es una frase pegadiza para retratar lo que debe ser una tormenta de ideas, pero... En fin, que a veces sí hay malas ideas. Si la cosa funciona según la teoría, en el post-brainstorming se descartan las chorradas y sale "En busca del arca perdida", pero si no funciona salen truños como Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, donde no hubo nadie que tachase la parida de la nevera. Afortunadamente, en 1978 estuvieron un poco más atentos.

Traduzco parte del pdf (sí, sí, enseguida lo enlazo) donde hablan de la antigua relación de Indiana Jones y Marion:
GEORGE LUCAS (GL): Debemos hacer que se unan en una relación muy fuerte. Un vínculo.

LAWRENCE KASDAN (LK): Me gustaría que ya hubieran tenido una relación en algún momento. Porque entonces no tienes que crearla.

GL: Estaba pensando que este tío pudo haber sido su mentor. Pudo haber conocido a esta chiquilla cuando era sólo una niña, haber tenido un lío con ella cuando ella sólo tenía 11 años.

LK: Y él 42.

GL: Él no la ha visto en doce años. Ahora ella tiene 22. Es una relación realmente extraña.

STEVEN SPIELBERG (SS): Mejor que ella tenga más de 22.

GL: Él tiene 35 y la conoció hace diez años cuando él tenía 25 y ella sólo 12. Sería divertido que ella fuese ligeramente joven por entonces.

SS: Y promiscua. Ella fue a por él.

GL: Quince años está justo en la frontera. Sé que es una idea escandalosa, pero es interesante. Una vez que ella tiene 16 ó 17 ya no es interesante. Pero si ella tenía 15 y él 25 y realmente tuvieron un lío la última vez que se vieron... Y ella estaba locamente enamorada y él...

SS: Ella tiene fotos de él.

GL: Habría una foto de ella, su padre y él. Ella estaba locamente enamorada y él la dejó porque obviamente no iba a funcionar. Ahora ella tiene 25 y ha estado viviendo en el Nepal desde los 18. No es sólo que se gustan, es algo estrambótico. Te da una perspectiva completamente nueva de la historia. Te da un montón de matices con los que jugar. Quizá a ella todavía le gusta. Es algo que él prefirió olvidar y no quiere revivir. Eso le da a ella muchos argumentos para atacarle.

SS: Ella podría decir: "Tú me hiciste ser dura".

GL: Es un recurso que puedes usar o no. No es tan patente como lo decimos. No es algo en lo que piensas demasiado. No ves de inmediato la edad que tenía ella entonces. Es más sugerido. Ella podría hablar de ello: "Era menor la última vez que estuvimos juntos". Podría presumir ante él pero sin decir nunca "Tenía quince años". Incluso si no lo mencionamos, cuando elijamos a la actriz tendremos a una mujer de unos 23 años y un héroe de unos 35.
Sí, al final eligieron a Karen Allen, que aparenta los 30 años que tenía cuando interpretó a Marion, pero cuesta creer que tres tíos hechos y derechos considerasen seriamente la posibilidad de que Indiana Jones con 25 años se hubiese zumbado a una niña de 11 ó 12. Imaginemos ese momento:
Una dormitorio infantil. Una cama con muñecos, cuadros de payasos, cuentos... Al fondo, pequeña y frágil, una niña con coletas juega a peinar a una muñeca, hablándole dulcemente. El conjunto de la habitación la hace parecer aún más pequeña. Oímos abrirse la puerta. La niña se vuelve y sonríe con confianza. Es Henry, el alumno preferido de su padre, un buen chico.

MARION: ¡Hola, Henry! ¿Ya habéis terminado?

HENRY: Sí. Tu padre ha ido... a recoger unas cosas.

MARION: ¿Quieres jugar conmigo?

HENRY: No sabes cuánto.

Marion sonríe y sigue peinando a la muñeca. Oímos cómo Henry cierra la puerta de la habitación... y echa la llave. Se acerca mientras la cámara se aleja por la ventana. Henry se sitúa lentamente detrás de Marion y posa sobre la mesa un inconfundible sombrero.

Funde a siniestro.
Y ahora que tenéis esta bella imagen en mente, volved a leer el diálogo del comienzo, el del reencuentro. En serio, probadlo. Como dice George Lucas, te da una perspectiva completamente nueva de la historia. Y la de Spielberg es incluso mejor: "Y promiscua. Ella fue a por él". ¿Pero qué coño fumaba esta gente?


Visto en Mistery man on film.
Y aquí está pdf de The “Raiders” Story Conference, página 37.

11 de marzo de 2009

Lecciones imbéciles

Recuerdo algunas lecciones de mis (penosos) años académicos que me pusieron de una mala leche muy, muy cercana a la agresión física contra el profesor. Y no es una metáfora, lo digo textualmente: con algunas de ellas tuve que salir un par de veces de clase a lavarme la cara para no partir la del cabrón que malgastaba nuestro tiempo con semejantes soplapolleces.

Verbigracia: en clase de Latín, preocupados todos con las putas declinaciones, dos clases enteras dedicadas a las costumbres higiénicas de Roma. Le habría metido la cabeza en el retrete, lo juro. Verbigracia: en 7º de EGB, en mayo, con solazo y calor, deseando todos salir a correr al patio, una semana entera de Educación Física encerrados en clase dando el reglamento del baloncesto, con esquemas, fotocopias y mucho dictado. Te habría matado, Charo, te habría metido tu puta naricilla de pitiminí en tu culo respingón dislocado hasta ahogarte con tu propia mierda. Tercera verbigracia: los esquemas de razonamientos de Filosofía (si a entonces b pero si b no a) que, salvando los primeros pasos, podrían haber sido apasionantes si aquel funcionario gordo cabrón no se hubiese limitado a hacernos leer el coñazo del "Symploque".

Pero hay una lección que supera a todas provocándome asco, odio y violencia. Y para colmo es la lección que más veces he recibido en mi vida, no menos de diez. En varios cursos de EGB, en los tres de BUP (más sus repeticiones), en COU, en el Módulo Superior y en todos los cursos de Informática que he hecho. Hasta en el puto curso de Técnico de Emergencias de Cruz Roja me lo dieron: El proceso de la comunicación. Sí, ese de canal, medio, mensaje, código, emisor, receptor...

Juro por mis muertos que en cuanto alguien empieza con eso, se me tensan los puños, aprieto la mandíbula y hago denodados esfuerzos por no levantarme en medio de clase y patearlo contra la pizarra hasta sacarle los dientes. Quiero romperle la cara al que me explica que esto que escribo es un mensaje que comunica una idea codificada en un lenguaje a través de un medio.

¡¡¡YA LO SÉ, HIJO DE LA GRAN PUTA!!!

Me pone de mala hostia por su obviedad. Hace años que hablo, gracias, y que escribo, que pido barras de pan y llamo por teléfono, que me piden la hora por la calle y que miento a las chicas para llevármelas al parque. ¡Así que no me vengas a explicar cómo hago lo que hago cada día! Al menos déjalo en una breve -muy breve- introducción y vamos a lo importante.

A raíz de ésta, todas las lecciones, textos, charlas, parrafadas y discursos obvios, pedorros, pretenciosos, vacuos y evidentes me ponen a morir. Y a todo el que adorna esas naderías con tecnicismos y se pone serio y profundo me entran ganas de machacarlo. En diferentes grados, desde un simple bofetón despreciativo con un "¡Calla ya, cansino!" hasta la desmembración en plaza pública. Pero mientras esto último siga siendo injustamente ilegal y teniendo tan mala prensa, tendré que conformarme con el blog, claro.

¿Sabían ustedes que cuando una persona lee un artículo reacciona de diferentes maneras? Desde el rechazo absoluto hasta recomendarlo a sus amigos. ¿Verdad que es asombroso? El ser humano es tan sorprendente...

Ah, que ya lo sabían... ¿De verdad? No jodan... Pues Enrique Dans aún lo está analizando.