11 de septiembre de 2009

Quien calla otorga

«¿Cómo pueden pensar que desde la patria de Casanova y los playboys diría algo negativo de las ministras?», preguntó al público. «Sois el mejor regalo que Dios nos haya dado a nosotros los hombres», añadió antes de pedir un aplauso por sus palabras a las mujeres que asistían al encuentro. Berlusconi culpó a la prensa de tergiversar sus testimonios y aprovechó para criticar al diario El País, que publicó las fotografías de sus fiestas en la mansión de Villa Certosa, también en Cerdeña.

Un periodista español preguntó a Berlusconi sobre los casos con prostitutas y el dirigente italiano le interrumpió con un chusco «¿Tiene envidia, verdad?». Luego respondió que «todo son mentiras y calumnias» de la prensa y negó haber pagado por mantener relaciones sexuales. «En mi vida he tenido que dar dinero por una prestación sexual. A mí me gusta conquistar», declaró. «Quizá por eso tengo la admiración del 68,4% de los italianos», añadió Berlusconi.

LAS FIESTAS CON PROSTITUTAS

La víspera se había conocido que un empresario, Gianpaolo Tarantini, le organizó el otoño y el invierno pasados 18 fiestas con 30 prostitutas, y Berlusconi se refirió a él por iniciativa propia. «Tarantini vino a algunas cenas con mujeres guapas. Eran amigas suyas. Que se levante alguien y me diga que no es agradable cenar con personas que no están alejadas de la estética», inquirió. También se le preguntó a Berlusconi si esos escándalos le han llevado a pensar en algún momento en dimitir. Ni por asomo. “Sinceramente puedo decir que he sido el mejor presidente del Consejo de Ministros de Italia en 150 años”, soltó.

Ayer, después de que Berlusconi bromeara con que Zapatero no tiene que rendir cuentas sólo a su esposa sino también a sus ministras, el jefe del Ejecuto español optó por señalar que su colega italiano tiene un gran sentido del humor y que no duda de que se trata de bromas, y que así lo saben también las ministras españolas.

[La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda Elena] Salgado se ha acogido en la respuesta a "la cortesía" ante "el anfitrión" para justificar "el silencio" con que las dos mujeres y el presidente Zapatero soportaron las zafiedades del italiano.

(...) La ministra ha apuntado que estaban sentadas allí en calidad de representantes del Gobierno español y no podían "provocar un incidente diplomático", ha insistido cuando de nuevo ha sido requerida por los periodistas, que le han recordado que si bien el presidente Zapatero podía haber seguido con la cara de circunstancias, ella y Chacón habían tenido la oportunidad de encontrar un gesto, algo, que pusiera de manifiesto su incomodidad con las circunstancias. Más aún cuando toda la prensa ha publicado las fotos tomadas al inicio de la visita (...)

El resultado es que hoy toda la prensa, nacional e internacional, saca a las dos mujeres fuertes del Gobierno Zapatero riéndose y estrechando la mano al primer ministro italiano. De ahí el interés de Salgado en aclarar que "yo durante la rueda de prensa no me reí" (...)

Aunque no estaba previsto inicialmente en el programa, José Luis Rodríguez Zapatero realizó el jueves una breve visita a Villa Certosa, la mansión privada que Silvio Berlusconi posee en Cerdeña y epicentro del escándalo de fiestas y chicas que desde meses sacude al primer ministro italiano.

(...) 'Il Giornale', periódico propiedad del hermano de Berlusconi, aplaude a Zapatero por haberse atrevido a visitar el 'escenario del crimen'. "Hay una izquierda que no teme abrir aquella puerta. Es una izquierda que habla otra lengua y no se avergüenza de quitar el cerrojo de la censura a la villa del pecado. Es una izquierda curiosa de visitar Villa Certosa y ver qué efecto causa. (...)


Anda, que si me faltaban motivos...

5 comentarios:

  1. Po fale. Po fueno.

    Po malegro.

    ResponderEliminar
  2. Aham, si esto lo tengo conocido: si va, mal porque va. Si no va, mal porque vaya desplante y como representante de estado no tiene que tener en cuenta lo personal. Si se levanta mal porque es connivencia con el estado que impulsa una guerra, si no se levanta mal porque es el representante del estado y se tiene que levantar...

    Somos de traca aquí, y así nos luce la pelambre.

    (y cuando el jefe es del otro lado más de lo mismo)

    ResponderEliminar
  3. Dice ZP que no lo va a comentar "por respeto". Pero por respeto a quién? A quién respeta y a quién no respeta ZP?

    ResponderEliminar
  4. Eché de menos algún gesto, aunque fuera sutil y diplomático, con el que desmarcarse de las soplapolleces del capo italiano.

    Pero hay que tener en cuenta que la situación era delicada, si vas invitado a otro país a hablar de temas de estado no parece el momento de remarcar lo imbécil que es tu anfitrión, entre otras cosas porque él mismo ya se encarga de dejarlo claro a cada frase que suelta.

    ResponderEliminar
  5. Lo verdaderamente interesante es seguir el nivel de las críticas que desde los medios del mayor grupo de comunicación de "El País", ese que nunca va despacio, van a lanzarse a Berlusconi una vez que el italiano les ha hecho el favor de quedarse con ese canal dedocrático al que le falta un uno para llegar a Telecinco.

    Sospecho que las críticas anteriores van a trasformarse en silencios.

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.