20 de junio de 2009

El Nuevo Periodismo

Este señor es José Sanclemente, periodista, ex-consejero delegado del grupo Zeta y de ADN, y ahora también blogger. Y como tiene un chorro de años de experiencia y sabe un huevo de periodismo, de lo primero que ha hecho ha sido publicar ¿Cómo debería ser el nuevo periodismo?

Recomiendo leerse el artículo antes de seguir, pero como no lo vais a hacer copipego aquí lo fundamental: el Decálogo del Nuevo Periodismo (soy incapaz de escribirlo sin mayúsculas):
1º la autocensura es la peor enfermedad que te puede sobrevenir y es mucho más grave y mortal que la censura.

2º Cuenta lo que ves y como lo ves con honestidad.

3º Habla con la gente. Las historias están fuera de tu despacho en la redacción.

4º Discrimina las fuentes interesadas y contaminantes que buscan influirte.

5ºContrasta hasta el límite la información.

6º Cuando escribas piensa en los lectores y escribe para ellos no para tí o para tus compañeros.

7ºNo cuentes una noticia. Cuenta una historia, la noticia la cuentan todos.

8º Si te pones límites estás adulterando la información. Es mejor que no la publiques.

9º Si tu director o tu empresa por sus propios intereses te condiciona una historia veraz y contrastada, abandona el periódico. No te interesa ese medio ni a tí ni a los lectores a los que te debes.

10º Se prudente, pero no tengas miedo. Se valiente y entusiasta. Defiende a los indefensos y controla a los poderosos.
A mí lo primero que me ha llamado la atención no es lo de escribir un decálogo, que me parece espantosamente pretencioso, sino directamente el título: ¿"Nuevo periodismo"? ¿Es que hay un nuevo periodismo que se diferencia de un viejo periodismo? Y si Sanclemente habla de "Cómo debería ser" es porque aún se está definiendo e implantando, ¿no? Vamos, que el Nuevo Periodismo es recientito. Supongo entonces que vacas sagradas como Edward R. Murrow deben ser viejo periodismo ya superado, vaya por Dios.

Lo de la autocensura (vulgo acojone), la honestidad, la investigación, contrastar las fuentes, pensar en el lector antes que el propio lucimiento, la prudencia y el valor ya estaban en el Periodismo Viejuno. Y lo que añade Sanclemente al Nuevo Periodismo en este decálogo, sinceramente, me repugna:
2º Cuenta lo que ves y como lo ves con honestidad
Cuenta lo que ves y punto pelota. El "cómo lo ves" es el punto de vista del periodista y por tanto es subjetivo. Puede que en el Nuevo Periodismo (al menos no es Periodismo 2.0) se lleve eso, "Las noticias según Fulano", pero en las escuelas de Periodismo Viejuno era causa de suspenso. Igual la nueva fórmula es Quién-Qué-Dónde-Cuándo-Cómo-Porqué-LoQueYoPienso, pero a mí no me va, mira.
3º Habla con la gente. Las historias están fuera de tu despacho en la redacción.
Las historias también están en los despachos de tu redacción. Los lectores -al menos yo- también queremos saber tus condiciones laborales, los intereses de tu empresa, las llamadas que hacen los políticos y empresarios, cuánta publicidad contrata El Corte Inglés en tu medio, cuánto cobran los guionistas de Buenafuente, cuándo empezará PRISA a pagar derechos de autor... De hecho, a veces me interesa más que todo lo que publicas en el día.
7ºNo cuentes una noticia. Cuenta una historia, la noticia la cuentan todos.
Si la noticia y la historia no es exactamente lo mismo, algo estás haciendo mal. Pero en cualquier caso, si tienes que elegir, cuéntame la noticia, que es por lo que he pagado. Si quieres escribir historias hazte novelista o vete a España directo.
9º Si tu director o tu empresa por sus propios intereses te condiciona una historia veraz y contrastada, abandona el periódico.
Pues, hombre, habida cuenta de que tu profesión está llena de putas y esquiroles con dignidad de saldo, de contratos precarios y jefes sinvergüenzas y de EREs, si te ves obligado a elegir entre comer y la ética, personalmente acepto que agaches las orejas hasta cierto punto y que luego denuncies los desmanes de tu empresa anónimamente en un blog. Bendito anonimato... Y doy mi enhorabuena a José Sanclemente por vivir en el país feliz de la casa de gominola de la calle de la piruleta. Debe ser bonito.
10º Se prudente, pero no tengas miedo. Se valiente y entusiasta. Defiende a los indefensos y controla a los poderosos.
No defiendas a nadie y no controles a nadie. No eres quién para nombrarte juez. Sé objetivo y déjame que decida quién creo que tiene razón. A veces los indefensos se equivocan y a veces los poderosos tienen razón.

Yo no he sido periodista más que como aprendiz durante unos meses, así que Dios me libre de decirle a nadie cómo tiene que hacer el periodismo. Pero de lo que me gusta o no en el periodismo sé más que Woodward. Y como Dios no existe no puede salvarme, y como este es mi blog y me lo follo como quiero (Rinzewind dixit), mira tú, voy a hacerme un decálogo:
Decálogo para Periodistas que Pretenden que Pague por su Trabajo

1. Asegúrate de que todo lo que cuentes sea verdad, porque me lo voy a creer y lo voy a contar. Y si luego quedo como un gilipollas por tu culpa, despídete de mi dinero.

2. No me cuentes gilipolleces. Cuéntame historias que me afecten directa o indirectamente.

3. Edúcame, descúbreme temas, enséñame. Y procura haberlo hecho tú antes y haberlo hecho bien o volvemos al punto 1.

4. Tú, tus circunstancias personales, tu estilo, tu creatividad, tu narrativa y tu chispa me importáis un carajo, me importa la noticia. Si me fijo en tu léxico, tu tono de voz, tu corbata o tus morritos es porque resaltan más que la noticia, así que están de más.

5. Cuida el lenguaje o muere como una cucaracha.
Mmm... Pues ya está. Se me ha quedado en Pentálogo pero creo que con eso me conformo. No es mucho pedir, ¿no? Bueno, puedo añadir un corolario:
Si sientas cátedra en un blog sobre cómo debe ser el periodismo y alguien te deja un comentario diciendo que varios de los puntos del decálogo dicen lo mismo y que no estaría de más que también cuidases la ortografía (señalando entre tus muchos errores sólo el de "tí", que nunca va acentuado), no lo borres, caramba, que queda feo. Da las gracias -o no- y corrige el error, pero no taches al que te lo indica.
Pero ya digo que no sólo no soy de Periodismo sino que además me va más el Viejuno.

(Visto en Escolar)

23 comentarios:

  1. Está muy bien darle caña a estos especímenes que teorizan sobre el periodismo haciendo listas. Extiendo la caña a los que teorizan sobre el periodismo. Muy bien, muy bien, gracias, da gusto leerle. Un abrazo de Arnold Schwarzenegger

    ResponderEliminar
  2. Lo he visto hace un rato en escolar.net y he pensado más o menos lo mismo que tú. Es curioso ver cómo los periodistas de ahora ni siquiera intentan fingir que son objetivos. Ya hasta te hacen un decálogo aconsejándote que cuentes las cosas como a ti te parezca.

    Pues está bien la cosa, sí.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo en casi todo, menos en lo de meter la crítica cinematográfica como periodismo, o al menos como periodismo objetivo. Creo que, por definición, es imposible no ser subjetivo a la hora de comentar películas, donde influyen, además de criterios más o menos técnicos, gustos personales. Y en el fondo es un poco lo que busca el lector en ese caso, ¿no te parece? Y el hecho que enlazaras a Boyero, después del jaleo con Almodóvar a cuenta de esto mismo, viene "como picha al culo".

    ResponderEliminar
  4. Zas, en toda la boca. Me ha gustado mucho este.

    ResponderEliminar
  5. Cómo convertir una rabieta porque te borran un comentario en un post.

    Qué gran lección.

    ResponderEliminar
  6. ¿Alguna vez te han dicho que tienes mas razon que un santo?
    Las ultimas tres entradas han sido brutales.

    ResponderEliminar
  7. "2º Cuenta lo que ves y como lo ves..."

    ¡Anda! Eso es lo que hace El Mundo en sus titulares.

    (Sí, he quitado lo de la honestidad porque entonces no me cuadraba)

    ResponderEliminar
  8. Pues mira, yo me le estaba creyendo hasta que me has abierto los ojos...
    Lo de "5. Cuida el lenguaje o muere como una cucaracha." me ha 'matao'. XD

    ResponderEliminar
  9. Qué le vamos a hacer... El periodismo no deja de ser otro gran negocio, y si a eso le juntamos que muchas veces la gente prefiere no conocer la verdad... Normal que luego vengan iluminados que dicen que una norma fundamental del periodismo es contar las cosas como a tí te parecen (sí, con tilde en tí, para que le guste al señor Sanclemente y a nosotros nos sangren los ojos), o que no se contraste la información porque queda que te cagas la idea de Pumarejos, que además de ser el jefe parece que domina el tema, y cree que mejor si le ponemos osos polares de por medio a la noticia del accidente de coche del otro día.

    - ¿Y por qué osos polares?
    - Porque son el carnívoro terrestre mas graaaande. Aaaah que poquito sabes de la vida...

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo con muchas cosas de las que dices, no necesitamos nuevo periodismo, sino bueno. Extraña además que sea precisamente Escolar el que aplauda el decálogo, cuando él incumple sistemáticamente algunos de sus puntos menos discutibles.
    Pienso en el número 4 y en este artículo del ex-director de “Público”:
    http://www.escolar.net/MT/archives/2009/04/la-mujer-que-mando-apagar-el-puro-al-rey.html

    También me extraña que animes a los demás a “cuidar el lenguaje" (escribir y hablar bien, supongo) cuando crees que ‘corolario’, lo de ‘corolorario’ es una mera errata, significa "lo que va lo último". Suele ir al final, claro, pero ha de seguirse de lo anterior lógicamente, y no es el caso.

    ResponderEliminar
  11. ¡Argh, mierdas gordas! Como me jode meter la gamba cuando me hago el listo... Está bien, corrijo la errata y dejo la palabra equivocada, que se vea mi error.

    ResponderEliminar
  12. JODER MUY BUENO EL PENTÁLOGO!!

    Yo añadiría un punto más:

    6. Si no soy capaz de leer el artículo hasta el final, algo falla. Tu artículo es demasiado largo o es un tostón que no lo aguanta nadie. Revisa los puntos anteriores.

    ResponderEliminar
  13. Yo me pregunto para cuándo un decálogo para "el nuevo pez gordo de los medios de comunicación", que ya nos va haciendo falta...

    ResponderEliminar
  14. Por cierto, tiene su aquel un decálogo en el que un consejero delegado de un grupo editorial sugiere a los periodistas de a pie que ante censuras o presiones, abandone el medio. Eso no es nuevo periodismo, es lo de toda la vida de dios: porque yo lo de "aquí las cosas son así y esta es la línea editorial, y a quien no le guste que coja la puerta y se vaya" lo llevo oyendo desde que empecé en esto... Total, que más de lo mismo, el periodista puede ser explotado y presionado, y si se deja hacer es que se ha vendido, y si reclama derechos es que no tiene la vocación que hay que tener, porque si quería un sueldo en condiciones y un horario que le permitiera tener vida personal haberse metido a funcionario...

    ResponderEliminar
  15. Siguiendo el ejemplo de Anónimo, me gustaría añadir un séptimo punto. En realidad, esto es lo que se les solía contar a los periodistas novatos para bajarles de las nubes cuando empezaban a querer comerse el mundo.

    7. Recuerda que tus exclusivas de hoy mañana sólo servirán para envolver el pescado.

    ResponderEliminar
  16. A mi lo que más me ha impresionado es la pésima redacción del citado decálogo y la ausencia de tildes.
    ¿El Nuevo Periodismo implica cierto grado de analfabetismo?

    ResponderEliminar
  17. AL hilo del último Twitter (o como se diga, pero creo que no es twit): no hace mucho invitaron a Password a Tomás Roncero y Manolete.

    Fue el espectáculo mas bochornoso que he visto en mi vida. La incultura que demostraron y de que hacían gala demuestra que la medida de la inteligencia de media mula es extremádamente generosa aplicada al intelecto combinado de todos estos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Sublime! Es verdad que la consagración de la estupidez y el analfabetismo es la principal aportación al periodismo de tan ñoño señor.

    Si no me equivoco, ADN publicó la soflama de la Espe sobre la sanidad universal sin desautorizar tal estupidez (en España la sanidad ES universal) y con un épico "Hagan" en el titular.

    El "nuevo" periodismo.

    ResponderEliminar
  19. La peña es que.. manda coj... Y el tío se habrá quedado más ancho que largo!!!1

    ResponderEliminar
  20. Hay un "periodista" argentino de nombre Darío Gallo que dice que los que piensan como Sanclemente son "perio-dinos" -es obvia la analogía pero la explico... "viejos" periodistas...- porque no "entienden" el uso de las nuevas tecnologías para informar... mientras Gallo les refriega a los "perio-dinos" su abuso de las mismas... las fuentes de información de Gallo están en Twitter... como dicen es España "flor de gamberro el tío este...". ;-)))

    ResponderEliminar
  21. GRUPO ZETA VS. LA CAIXA.

    Rafael del Barco Carreras.

    Noticia 23-07-09. Cambia la Presidencia. Francisco Matosas, abogado y consejero del fundador y dueño, Antonio Asensio, por Antonio Asensio, hijo. Se incorpora al Consejo Juan Llopart, el hombre de LA CAIXA (hace 20 años de los ALBERTOS en el PELOTAZO DE LOS TERRENOS DE DIAGONAL MAR-MACOSA), a la que es de suponer le deba más de los 200 millones de euros de cuando le asignaron por especialista en “demoliciones”. El dueño queda claro.
    No veo a Isidro Fainé eligiendo el desnudo de INTERVIÚ (inicio y la perla del Grupo) donde tanta famosilla ha hecho su “agosto”, y tanto involucrado en corrupciones pagaría por “no aparecer”. Quizá no decida ese desnudo pero ya decide sobre demasiado en Barcelona.
    Escribí cuando el joven Asensio en el más puro faroleo tahúr anunciaba una cola de compradores por centenares de millones de euros… que de compradores nada. La competencia husmeó para hacerse con el “engendro” si los financieros o la Generalitat ponían más dinero encima. Lo del político extremeño y el fundidor, otra entelequia.
    Estos días, recordando la vida de JULIÁN LAGO, periodista y directivo del GRUPO Z por los 80, he repetido su frase “FACTORÍA DE MENTIRAS PREFRABRICADAS EN DESPACHOS”. A mí, y a los miles de víctimas del GRUPO… les hará maldita la gracia, al tiempo que sin hipocresía se felicitarán por el DELICADO MOMENTO que en la toma de posesión cita el nuevo presidente.
    Al igual que EL NOTICIERO UNIVERSAL en cuyas rotativas hace 30 años inició su vida EL PERIÓDICO, ese GRUPO MERECE LA QUIEBRA Y LIQUIDACIÓN TOTAL. Barcelona limpiaría un poco su reciente CORRUPTA HISTORIA.
    Ver imágenes en www.lagrancorrupcion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. La objetividad no existe. Lo de la honestidad es lo que diferencia a los buenos periodistas (que se arriesgan) de los malos (que se dejan llevar por instituciones, regalos, amiguismos y ventas). Hay que leer más a Kapucinsky y sobre todo, si no has trabajado nunca en una redacción, no hablar de lo que no sabes.

    ResponderEliminar
  23. Bueno, en el "Decálogo para Periodistas que Pretenden que Pague por su Trabajo", dices algo sobre no escribir gilipolleces... bueno lo cierto es que si miras las noticias más visitadas en internet en este país... son todas gilipolleces curiosamente. Es decir, que s even obligados a poner gilipolleces para la gente los lea. Se critica mucho a los periódicos, y de hecho con razón, pero, un asunto delicado, no se critica a los lectores...

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.