6 de febrero de 2009

Encuentra las 10.000 diferencias




Empezando por que Antonio Resines no es Will Ferrell y terminando por que ahora Blue Öyster Cult en sus conciertos venden camisetas con la frase More cowbell mientras que Barón Rojo jamás las venderán con "Más cencerro".

Nada de lo que sorprenderse viniendo de un programa que se titula Saturday Night Live y se emite los jueves. ¿Incoherente? ¡Qué va!, es perfectamente lógico. Fíjate que después echaron Porky's...

12 comentarios:

  1. Juer, me muero de risa con el original, la copia parece forzada al máximo. Ojalá el zursdei nait laiv mejore con el tiempo :)

    ResponderEliminar
  2. Will Ferrell?. Será Gene Frenkle.

    ResponderEliminar
  3. Ni copiar con gracia sabemos en este país...
    Ahora entiendo el porqué de aquel post de Hernán Casciari sobre SNL en Espoiler, simplemente estaba haciendo de "puta corporativa" de PRISA y empezando a crear expectación para otro "gran programa" de Cuatro.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego que Antonio Resines no tiene ese balanceo de caderas de Will Ferrer... Ni tampoco va vestido 3 tallas menos!!

    ResponderEliminar
  5. ¿Tan malo fue? No lo ví, ponían "el mentalista" en la sexta.

    Cassidy, Hernan ha criticado hasta la saciedad programas de cuatro; con éste, simplemente, fue optimista... antes de verlo.

    Por cierto, a mí Antonio Resines me parece un actorazo como la copa de un pino. Mejor actor dramático que cómico, eso sí.

    ResponderEliminar
  6. Joder, qué tristeza de sketch, con lo que me gusta el original...

    Hablando de Will Ferrell: llenazo en Broadway imitando a un subnormal. La HBO va a emitir la obra el 14 de marzo. Próximamente en sus mejores torrents.

    ResponderEliminar
  7. El monólogo del principio era el de Steve Carrel, y el sketch del ascensor lo hizo Mathew Fox. Está claro que en cuatro no han contratado guionistas sino traductores.

    ResponderEliminar
  8. Dos palabras: vergüenza ajena.

    Y Resines es, con mucho, el que menos culpa tiene de este despropósito.

    Si alguna vez me encuentro con Secun de la Rosa, le ataré a una silla de pinchos y le golpearé con el Óscar de Christopher Walken en la cabeza hasta reducírsela a pulpa. En serio, ¿de qué va ese imbécil?

    ResponderEliminar
  9. Pero vaya puta mierda de imitación!!!

    Vaya forma de destrozar un skecth. Ni copiar, ni imitar, ni tener productos originales... Aquí nos traemos la franquicia de Hooters y seguro que les ponemos jersey de cuello alto y pantalón largo a las camareras o todo lo contrario, contrtamos prostitutas...

    Resines hasta en la sopa... Por cierto. Lo raro es que no saliera Jorge Sanz en el sketch...

    @Langas, dale una de mi parte... O bueno, dos.

    ResponderEliminar
  10. Vi el programa entero, da pena, tristeza y ganas de suicidarse.

    ResponderEliminar
  11. Joer, pues a mi ese sketch me hizo gracia, y con secun de la rosa me parto el nabo, CHRISTO CHRISTOFERSON UAUUUUU!!, Resines da pena, y el nen también es bueno joe. Vale que sea una copia, pero no es tan mala

    ResponderEliminar
  12. Sí, es una copia, y sí, es mala de cojones. En el sketch original, donde los actores actúan en serio (y Christopher Walken diciendo que es el garrulo de Bruce Dickinson está genial), lo que resulta gracioso es el texto que tienen, pero los personajes se toman su trabajo en serio: son músicos.
    En la "versión española" los personajes van de graciosillos, del primero al último. Por eso el resultado es una puta mierda. Si quieren hacer chistes cutres, por lo menos que los guiones sean originales, que no copien algo bueno para hacerlo de pena.

    A mí sí me hace gracia el Secun de la Rosa, por eso. Es el único que me parece divertido. Ni Edu Soto, ni Resines (que no es su tipo de comedia), ni los otros de relleno.

    De todas maneras el tono de este supuesto Saturday Night Live Español es patético, ya se veía en las promos, que no hacían puta gracia. Qué ocasión perdida!

    Ah, y Larga Vida al Barón, que no se merece este insulto.

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.