30 de septiembre de 2008

¿Quién da la vez?

Supongamos una academia de inglés que va a empezar nuevo curso y está recibiendo solicitudes de nuevas inscripciones. Supongamos que quedan cien plazas libres para 1000 solicitantes. Unos días antes se les hace una prueba de conocimientos, se les asigna una clase y se les comunica cuántas plazas libres quedan en cada una. Y supongamos que el curso comienza mañana, 1 de octubre.

Como los 1000 aspirantes tienen todos el mismo derecho a una plaza, se podría hacer un programilla informático que las asignase por sorteo y dejase a los 900 restantes en lista de espera. Se envía a los seleccionados un e-mail, un SMS, se publican sus nombres en un tablón y se ponen en la web de la academia. Los que no confirmen su plaza en un tiempo determinado la pierden y pasan a los siguientes de la lista de espera, se les envía otros e-maila, SMS, etc., hasta confirmar todas las plazas.

Lo escribo según se me ocurre aunque seguro que el sistema es claramente mejorable, pero si hace años que puedo hacer la declaración de la renta y pagarla sin moverme de casa, es de suponer que esto no debe ser más difícil, ¿no? Vamos, que para esto casi no hace falta ni saber programar, que con una simple hoja de Excel bastaría, ¿no?

Bueno, pues no, es imposible. Hoy en día no existe ningún lenguaje de programación ni aplicación informática capaz de gestionar este farragoso proceso, ni ningún informático, ingeniero ni analista capaz de desarrollarlo, así que hay que hacerlo a "maricón el último".

Pasemos a la realidad. Para apuntarte a los cursos de natación en un polideportivo del Ayuntamiento de Madrid a comienzo de curso -o sea, ahora- hay que hacer lo siguiente, agárrense que vienen curvas:

29/09/08, 19h: Voy al polideportivo a hacer la prueba de nivel en la que un monitor me clasifica en uno de los tres niveles. Luego voy al tablón de anuncios a comprobar cuántas plazas libres quedan en cada turno de ese nivel. Este dato (una simple hoja de Excel con dos columnas) no se publica en la web del Ayuntamiento de Madrid ni en ninguna otra, hay que ir al polideportivo a verlas. Y si vives como yo a medio camino de dos polideportivos y te da igual uno que otro, hay que ir a los dos a hacerte la prueba de nivel, porque cada monitor hace las suyas y no se fía de las de otro monitor; y hay que ir a los dos a ver las plazas libres porque tampoco tienen ningún contacto entre sí, ni siquiera telefónico. Aquí mismo lo dice.

A principio de curso hay manadas de padres deseosos de apuntar a sus hijos, muchos más de los que hay sacándoles el carné de la biblioteca. Los madrileños son gilipollas y compran bicis de montaña para pasear por el Retiro y un 4x4 para escalar la C. Atocha, así que es lógico que piensen que la súpervivencia de su hijo en medio de la Península depende de que sepa nadar, y visto el excelente drenaje de los túneles de la M-30, cualquier día lo será.

Algunos de estos padres están dispuestos a hacer cola durante toda la noche y se organizan en una lista aparte en la que apuntan nombre, número de niños y número de turno. Me pregunto qué dirán cuando sus hijos quieran guardar cola toda la noche a la puerta de un estadio para ver a Tokyo Hotel.

30/09/08, 8:30. En la puerta del polideportivo veo gente con abrigos y bufandas, innecesarios a estas horas pero agradecidos para pasar toda la noche; veo también sillas plegables, mantas, bolsas con comida y algún termo, y veo también una cola de unas sesenta personas. Parecen pocas pero no se engañen, recuerden que cada una de ellas representa a varias.

La cola va rápida y quince minutos después ya estamos dentro y un funcionario nos da un número como los de los súpermercados. ¿Cómo, otra espera? Sí, amigos, el polideportivo abre a las 8:30 pero la secretaría no lo hace hasta las 9:30. Así que han esperado durante toda la tarde de ayer y toda la noche para que les den otro número y esperar una hora más.

A mí me dan el B20, así que antes tengo a los cien de la serie A y veinte de la B, que representan a saber cuánta gente cada uno. Pregunto a un funcionario cuánto puede tardar en pasar todo el turno A y me responde abriendo mucho los ojos: "¡Buuuuuf! Lo menos, menos... hora y media". Pues hasta luego, Lucas, y me vuelvo a casa a empezar a escribir esto.

30/09/08, 11:00. En la puerta del polideportivo sigue habiendo unas sesenta personas esperando y comentando la excelente organización de la Dirección General de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, fumando, leyendo libros... En la pantalla de turno veo el 14. Supongo que es el B14 y me digo "Uf, por los pelos". Pero es el A14. En hora y media sólo han pasado catorce personas.

A este ritmo, mi turno llegará a última hora de hoy, si llega. Pero tampoco te puedes fiar porque hay mucha más gente interesada en apuntarse por la tarde que por la mañana, que es lo que yo quiero. Supongamos que de los cien que me preceden, 80 quieren ir a la tarde y 20 a la mañana. En cuanto se llenen los turnos de tarde, el resto de los 80 se irán a sus casas y la cola avanzará rápidamente, con lo que a lo mejor mi turno llega a las 16h. O a las 13h. O a las 12h. O ahora mismo, no hay forma de saberlo.

¿Y qué ocurre si se te pasa? Pues que hay que volver a sacar numerito y a hacer cola, porque a nadie se le ha ocurrido apuntar nombres, hacer una lista previa ni nada parecido. Y por lo que recuerdo de cuando iba a la piscina, si la plaza no se cubre en tres días, se queda vacía durante todo el mes, no te puedes apuntar a medio mes. Así que tocaría volver el último día laborable, comprobar las plazas vacías por turnos y volver a hacer cola a primera hora del día uno del mes siguiente. Como dice el Pianista, me estoy mareando.

La primera vez que fui a una piscina municipal fue hace algo más de diez años y ya funcionaba así. No puedo sino felicitar al actual alcalde, Alberto Ruín Faraón, y al actual director general de deportes, Miguel de la Villa Polo, por su denodado esfuerzo en la preservación de las más enraizadas y castizas costumbres madrileñas.

De la página del proyecto Madrid2016:
La candidatura olímpica Madrid 2016 intentará demostrar al mundo que Madrid es el mejor destino posible para acoger el mayor acontecimiento deportivo del planeta debido a, entre otras razones, su demostrada capacidad de organización
A que no...

Cola en el polideportivo

22 de septiembre de 2008

Las "enmiendas torpedo" en la SER

No, no han dicho ni media palabra. Un triste copipega de Servimedia el 27 de agosto, eso es todo.

Tiene que ser un error, la SER tiene como colaborador habitual en varios programas a ese gurú experto en Internet que es Fernando Berlín y seguro que está muy volcado con este asunto en su web... Ups, pues no. Bueno, pero también tienen a Chema Lapuente, presentador de ese folleto de Mediamarkt que es el programa SER Digital, "el programa donde la tecnología es fácil", facilona y hasta simplona; seguro que él ha dicho algo en su web... Ah, pues tampoco.

Pues habrá que decírselo, ¿no?

La SER tiene un teléfono del oyente, 905116060. En ese teléfono atienden llamadas en Hoy por hoy de Carles Francino, en La Ventana de Gemma Nierga (ella lo pronuncia "sssenta sssenta") y en Hora 25 de Angels Barceló. Piden llamadas para opinar sobre alguna noticia de actualidad salvo en el caso de La Ventana, que piden que llame alguien que alguna vez haya tenido un orzuelo, depresión post-vacacional o una chorrada parecida.

Llamas y te contesta un redactor que te pregunta qué querías decir. Procura tener algo interesante que contar y expresarte con claridad porque la misión del redactor es seleccionar aquellas llamadas/oyentes que resulten más atractivas. Si lo eres te llaman en unos minutos y te ponen en antena, cuentas tu rollo y listo. Pero, ¿y si cuando estás en antena sueltas...?

Por ejemplo, hoy Gemma Nierga ha entrevistado (o lo que sea eso que ella hace) a un experto en tráfico a cuenta del autobusero que, nervioso tras discutir con otro conductor, se despistó y atropelló y mató a dos mujeres. Y pedía llamadas de gente que opinase o contase alguna discusión de tráfico que haya tenido. Supongamos algo así:
Yo también creo que al volante perdemos los estribos, que es una temática muy problemática y que debería enseñarse educación vial en las escuelas. Me alegro de que la SER trate un tema tan importante, pero me gustaría que también trataseis algo aún más grave que afecta a toda la sociedad y a nuestras libertades más básicas. Es el tema de las enmiendas Harbour y cómo las sociedades de autores y las productoras audiovisuales quieren espiar qué hacemos en Internet, que esto se vota el miércoles en Europa y puede acabar con el derecho a la copia privada en España y que la Asociación de Internajavascript:void(0)utas ha lanzado una campaña para conseguir...
Y sigues hasta que te corten dando datos concretos que cualquiera que lo oiga pueda encontrar en Google, todo lo que puedas meter. Escribir e-mails a las redacciones y dejar mensajes en el foro está bien, pero lo importante de verdad es que salga en antena.

Por ejemplo, mañana martes de 18:00 a 19:00 es la tertulia de políticos, en la que participa Ignasi Guardans (CiU), eurodiputado y por tanto uno de los que votará sobre la enmiendas Harbour el miércoles. Estaría bien que alguien llamase al 905116060 para -oficialmente- opinar sobre alguno de los temas que estén tratando y que en antena colase el rollo anterior y le preguntase al Sr. Guardans qué va a votar. Y de paso que el resto de políticos de la tertulia digan también qué votarían. Y quien dice La Ventana dice entre las 9:30 y las 10 de la mañana, que si no recuerdo mal es cuando Francino coge llamadas, o entre las 21 y 21:30, cuando las coge Angels Barceló.

Esto, por supuesto, es una gamberrada. Pero una gamberrada menor que persigue un objetivo loable, que es que se hable de algo que nos afecta a todos. Y tampoco estás llamando para insultar a nadie, ni hacer o incitar a hacer nada ilegal. Y sí, esto se puede hacer, no se me acaba de ocurrir, es posible y muy fácil. Y en La Mañana de la COPE también. Por propia experiencia lo digo.

En cualquier caso, que quede claro que yo en ningún momento les estoy animando a llamar al 905116060 mañana de 18 a 19 h. para colarse en la tertulia de políticos de La Ventana de la SER, 105.4 FM. Es más probable que les seleccionen si llaman desde un fijo porque los móviles siempre suenan como el culo y en antena queda mal, pero lo digo sólo como dato curioso y no para que llamen al 905116060.

Y no se preocupen de que al redactor que pase su llamada le vaya a caer una bronca; les aseguro que los redactores de Gemma Nierga celebrarán alborozados ver a su jefa pasar el trago, así al menos la ven trabajar de verdad un día. Háganme caso, sé de lo que hablo.

Actualización: En los comentarios Fernando acepta el órdago y anuncia que se ponen a ello. En RadioCable, supongo. Ojalá consiguiese colar el tema en el programa de Francino, pero eso supone explicar derechos de autor, derecho de copia privada, redes P2P, software espía, ISPs... Uf, zape, zape. Todo lo que no sea piratería, pornografía infantil o YouTube es demasiado complicado para que lo entienda la audiencia. Y como decía Sansirolé, "En el fondo Internet son cuatro gatos".

Actualización: Ignasi Guardans me caía muy bien por toda la guerra que ha dado con las absurdas, arbitrarias y humillantes medidas de seguridad en los aeropuertos. Ahora ya no me cae tan bien cuando leo las estupideces que ha dicho respecto a las enmiendas Harbour:
La realidad obliga a trabajar juntos legisladores, empresas, y autores. Necesitamos una respuesta equilibrada ante lo ilegal, para proteger tanto a los usuarios como a la cultura. Quisiera que el texto no se contamine por presiones externas.
No son externas, muchacho, son de ciudadanos a los que representas y pagan tu sueldo. ¿Qué te parecería que el proveedor de servicios del Europarlamento espiase el tráfico de tus ordenadores: qué páginas ves, qué enlaces recibes o envías, dónde van o de dónde vienen tus e-mails...? Por tu propia seguridad, querido, para que estés bien informado.

Qué gilipolleces hay que leer, coño. Más sobre el desconocimiento informático de Ignasi Guardans en este artículo de la Asociación de Internautas y opiniones de varios eurodiputados sobre las enmiendas en este otro.

Ahora sí. Ahora os animo a llamar al teléfono de la SER 905116060 entre las 18:00 y las 19:00 para participar en la tertulia de políticos de La Ventana y sacarle el tema en directo. Por favor, sólo gente con una cierta capacidad de oratoria.

19 de septiembre de 2008

eMule, Torrent, Ares... Adiós al P2P (2)

¿Recuerdan el capítulo 1? Ya se les había olvidado, ¿eh? Pues a ellos no. El proceso de aprobación de las Enmiendas Harbour -o Enmiendas Torpedo- sigue adelante, y suponen cambios legislativos en Europa que más pronto que tarde pueden obligar a cambios legislativos en España que hagan ilegal el intercambio de archivos en redes P2P. Y no os hagáis ilusiones, que el Rapidshare y similares también entran.

Voy a decirlo aún más claro si es posible. Ahora es legal el intercambio de archivos en España, pero si se aprueba, este paquete de leyes será de obligado cumplimiento también en España, así que se acabó lo de la copia privada sin ánimo de lucro, se acabó ver Prison Break a las pocas horas de emitirse en EE.UU., se acabó bajarse El tren de las 3:10 sin esperar un año a que la estrenen, se acabó bajarse la discografía de Franz Ferdinand y se acabó bajarse las suculentas películas de Vivid. Se acabó, ya no será legal y tu proveedor de Internet te podrá cortar la conexión, como en Francia.

Este paquete de indecentes leyes se vota en sesión plenaria del Parlamento Europeo el próximo miércoles. Ah, ¿que no lo sabían? Qué raro que casi ningún medio de comunicación clásico haya dicho nada, ¿verdad? ¿Será porque todos pertenecen a editoras y distribuidoras? No, claro, qué digo. Si son periodistas independientes, de probada valía, hombre... Se les habrá pasado. Y ya es raro, pues aquí está claramente anunciado y supongo que todas las redacciones de Informativos y los corresponsales reciben este calendario, ¿no? Y no será que hace tres meses no hubo protestas en Internet como para que hayan seguido el asunto. Yo mismo escribí a todos y cada uno de los eurodiputados españoles (salvo a uno o dos que no tienen e-mail, los tíos arcaicos), con el lamentable resultado de una única respuesta. Pero al menos lo intenté, así que a mí no me vengan luego lloriqueando.

El Partido Pirata ofrece una carta tipo que sólo necesita de un par de modificaciones y un generoso recorte en el texto -si aspiran a que alguien lo lea, claro- y aquí tienen la lista de eurodiputados españoles de todos los partidos. Personalmente, añadiré un último párrafo recordándoles que lo que voten el miércoles se podrá ver en la web del Parlamento y que no lo olvidaré en las próximas elecciones.

Para saber más de las Enmiendas Torpedo y del rumboso caballero que las presenta, les recomiendo este artículo del diario Público. Y extraigo la siguiente perla:
¿Por qué es necesario todo este control del que usted habla, y quién decide qué hay que controlar?

Los consumidores tienen derechos y obligaciones, y los reguladores tienen que poder enviar avisos, a través de los proveedores, cuando los usuarios estén en sitios no seguros. Es un derecho que tienen a ser alertados y a saber cómo usan Internet, tanto si infringen el copyright o distribuyen pornografía infantil como si llevan a cabo actividades terroristas. La cooperación entre las partes implicadas puede solucionarlo. Pero nunca fue mi intención tratar específicamente temas de copyright. ¿Cuántas veces lo tendré que decir para que ustedes [por la prensa] dejen de leer todo eso que se publica en Internet? Los que me atacan quieren acabar con el copyright, y no es cierto que exista una conspiración para protegerlo.
Qué majo, ¿verdad?, velando por nuestra seguridad. Que es que cómo sois, que no hacéis más que bajaros barely legal babes y manuales de explosivos. Habiendo tantas pelis de Jesse Jane...