8 de septiembre de 2007

Spanish Solutions, SA (9)

SECRETARIO: Eminencia, está aquí el escultor para la estatua del Padre Damián, que viene a mostrarle el boceto.

EMINENCIA: Oh, maravilloso, que pase, que pase.

Por la puerta del despacho asoma la cabeza del ESCULTOR, de unos 30 años y aspecto un tanto desaliñado. Bajo el brazo lleva una carpeta de considerable tamaño.

ESCULTOR: Con permiso...

EMINENCIA: (acudiendo a su encuentro) ¡Adelante, joven, pase usted!

El ESCULTOR da un par de pasos pero se detiene apabullado por la magnificencia del despacho. Su EMINENCIA avanza hacia él con la mano tendida. El ESCULTOR, confuso, hace una reverencia y le besa el anillo.

ESCULTOR: Eh... Ave María Purísima.

EMINENCIA: ¿Qué? ¡Oh, sí! (Estalla en una carcajada) Sí, hombre, sí. Sin pecado concebida y eso. Anda, relájate, que se ve que no has pisado una iglesia más que para dibujarla. Y nada de Eminencia; llámame Eminem.

ESCULTOR: ¿E... Eminem?

EMINENCIA: (Carcajeándose) ¡Que te estoy tomando el pelo, hombre! Venga, sentémonos aquí y a ver qué me traes. ¿Recibiste toda la información?

ESCULTOR: Eh, sí, señor. Biografías, fichas, fotos... También fui a varias bibliotecas y páginas webs. Me he informado mucho.

EMINENCIA: Espléndido, espléndido. Estamos muy ilusionados con este encargo, ¿sabes? Pondremos tu trabajo en el jardín, a la entrada, así que será la primera imagen de la revista Reinado Social que tengan nuestros visitantes. Por eso es muy importante que recoja los grandes valores cristianos que hicieron beato -y espero que muy pronto santo- al Padre Damián, los mismos valores cristianos que queremos para nuestra revista.

ESCULTOR: Solidaridad, abnegación, deber, sacrificio...

EMINENCIA: Sí, muy bien, muy bien... A ver, ¿qué has pensado?

ESCULTOR: Pues verá. Como lo más destacado del Padre Damián fue su apoyo a los leprosos de la isla de Molokai, que incluso llegó a contagiarse y morir de lepra, he querido resaltar ese espíritu de sacrificio absoluto, de entrega total. Por eso, he tomado como modelo algunas de las últimas imágenes del Padre Damián. Vea.

El ESCULTOR saca una lámina de la carpeta y se la tiende. Su EMINENCIA saca unas gafas, frota un poco los cristales contra la manga de su hábito y se las pone. Mira el dibujo y abre los ojos como platos.

EMINENCIA: ¡Co-ñó!

ESCULTOR: Je... Gracias.

EMINENCIA: Esto es... es... No sé qué decir.

ESCULTOR: Bueno, la intención es que fuese impresionante.

EMINENCIA: Oh, sí, impresionar impresiona un rato. ¿Esto es... una llaga?

ESCULTOR: ¿El qué? Ah, sí, es una llaga. Y eso también. Y eso y eso.

EMINENCIA: Cua-cuatro llagas.

ESCULTOR: En el lado izquierdo. Aquí tengo el perfil derecho.

Le tiende un segundo boceto. Su EMINENCIA lo mira y se atraganta.

EMINENCIA: ¡Por los clavos de Cristo! ¿Qué le pasa a esta oreja?

ESCULTOR: Que se le ha caído. Por la lepra. Igual que la aleta de la nariz.

EMINENCIA: Madre del amor hermoso...

ESCULTOR: Sí, es una enfermedad terrible. Por eso es tan admirable su dedicación a los leprosos. Y por eso he intentado que fuese lo más realista posible. Fíjese en las llagas de las manos y el deterioro de las uñas.

EMINENCIA: Me... me fijo, me fijo. Y esa expresión...

ESCULTOR: Sí, he intentado que fuese una mezcla entre el dolor desgarrador y la decidida sumisión a la voluntad de Dios.

EMINENCIA: Y las encías...

ESCULTOR: Me alegro de que se fije. Le pedí fotos a un amigo dentista. Me fueron muy útiles para recrear la putrefacción y la sangre.

Su EMINENCIA se está mareando. Le devuelve los bocetos al ESCULTOR y se levanta del sofá quitándose las gafas y sacando un pañuelo para secarse el sudor.

EMINENCIA: Hijo, sin duda es un trabajo... impactante.

ESCULTOR: Muchas gracias.

EMINENCIA: Sin embargo... Bueno, quizá no es exactamente en lo que estábamos pensando. Verás, en esta revista y en la congregación de los Sagrados Corazones sentimos mucho cariño por la figura del Padre Damián, ¿sabes? Y... Bueno... Nos gustaría que la gente asociase su imagen a... a... ¡a Cristo!

ESCULTOR: Es justamente lo que intentaba. A Cristo siempre se le representa crucificado, ¿no?

EMINENCIA: Sí, bueno, pero no a ese Cristo, al otro.

ESCULTOR: ¿El otro Cristo?

EMINENCIA: Sí, el que se imagina la gente, el Cristo amigo, un padre, un ser que te ama, te protege, te reconforta. ¡Esa es la imagen que queremos para el Padre Damián!

ESCULTOR: Para serle sincero, yo siempre me lo imagino como el de la peli La Pasión, con la cara y el cuerpo lleno de sangre, la piel arrancada a latigazos y...

EMINENCIA: ¡Que no, joder, que no! ¡Olvídate de eso ya! Queremos una imagen que inspire amor, ternura, que invite a entrar en el edificio, ¡no que provoque arcadas a los visitantes!

ESCULTOR: Pero, Eminencia, la imagen clásica del cristianismo son las crucifixiones, los mártires, el sacrifico...

EMINENCIA: ¡A la mierda con todo eso! ¡Quiero una imagen actual! ¡Quiero un Padre Damián agradable, dulce, cariñoso!

ESCULTOR: ¿Y... y la lepra?

EMINENCIA: ¡Nada de lepra! ¡Ni llagas, ni encías putrefactas, ni sangre! ¡Y quiero las dos orejas!

ESCULTOR: B-bueno... Supongo que podría representarlo a su llegada a la isla de Molokai, antes de contraer la enfermedad.

EMINENCIA: Eeeeso es, un Padre Damián joven, guapo, decidido... Como un Indiana Jones del Evangelio.

ESCULTOR: Sí, sí... Mmmm, podría ser la imagen de la felicidad, de la redención por el amor a Dios...

EMINENCIA: Eso es, eso es...

ESCULTOR: ... en medio del horror, la degradación y los estragos de la lepra, representados por varios enfermos a sus pies.

EMINENCIA: ¡¡Que no, joder, que nada de leprosos!!

ESCULTOR: ¿Nada de lepros...?

EMINENCIA: ¡Nada de leprosos, cojones! ¡Ni leprosos, ni horror ni hostias en vinagre! ¡Un niño!

ESCULTOR: ¿Un niño?

EMINENCIA: ¡Un... un molokaíno de esos o como leches se diga! ¡Un niño hawaiano, con pelito rizado y taparrabos! Hala, listo. Me haces un Padre Damián joven y evangelizador y un niño hawaiano. ¡Y sano! Y que todo dé una imagen moderna de la Iglesia Católica.

ESCULTOR: Moderna...

EMINENCIA: Eso es, a hacer puñetas el sacrificio, el dolor y el gore. Quiero que muestres la imagen actual. ¿Entendido?

ESCULTOR: Entendido, Eminencia. Padre Damián joven, niño hawaiano e imagen actual de la Iglesia Católica.

EMINENCIA: Pues hale, aire y a trabajar.

Spanish Solutions

Esta estatua está en el jardín del edificio de la revista Reinado Social, en el número 2 de la calle Padre Damián de Madrid. Y sí que recoge la imagen actual de la Iglesia Católica.

31 comentarios:

  1. Jajajajaaja

    Más explícito imposible...

    ResponderEliminar
  2. jajajajaj, ajajajaaja no puedo de verdad, no puedo jajajajaj

    muy bueno, si señor.
    jjajajaja

    ResponderEliminar
  3. Dime x dioxxx q el diálogo es completamente inventado que me estoy descojonando de la risa XDXDXDXD... absolutamente genial! ... un 10 tron

    ResponderEliminar
  4. Impagable... impaagaaaaableeeee.....ç

    X-DDD

    ResponderEliminar
  5. Jajjjajjaaaa.

    Se me saltan las lágrimas.

    Espero no caer nunca en la garra de tus críticas.

    Jajjajjaaa.

    ResponderEliminar
  6. En el Congreso de los EEUU hay 2 estatuas de personas destacables por cada Estado. Hawaii ha puesto una estatua del padre Damien. Es esta:

    http://www.aoc.gov/cc/art/nsh/damien.cfm

    Está inspirada en la foto tradicional del padre Damien:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Father_Damien

    Otro tema es que el arte religioso en España por lo general ha sido muy "físico", muy "realista" (las tremendas imágenes de la Semana Santa, las llagas, las heridas...)

    Es una opción artística. Otros países y culturas prefieren representar el santo ya "visto desde el cielo". Es el caso de los iconos: San Maximiliano Kolbe aparece con su pijama de Auschwitz, San Edith Stein con un fondo de alambre de espino... pero serenos, porque ven el martirio ya desde el cielo.

    Hay muchas opciones artísticas, y todas son lícitas en su contexto adecuado.

    Llaunas

    ResponderEliminar
  7. Qué cabrón, con lo mal que me sienta reirme con este catarro!
    Casi me voy al suelo con las toses

    ResponderEliminar
  8. Sencillamente genial... quien tuviese esa imaginación !!!

    ResponderEliminar
  9. menuda putada que sin querer vi primero la imagen que el texto. aun asi da igual, el dialogo genial, una vez mas.

    ResponderEliminar
  10. ¿tendrias huevos de hacer algo similar con un tema islamico?
    a lo mejor te lapidan los de la
    religion de la paz

    ResponderEliminar
  11. argumente y no insulte, sigo preguentando los mismo.

    ResponderEliminar
  12. Ains, qué pereza...

    Sí, hijo, sí, tendría huevos. Pero la estatua que vi era esta y no otra. También tendría huevos a reírme si la estatua fuese de Mahoma, Buda, Shiva, el Che Guevara o del Capitán Trueno.

    Gilipollas.

    ResponderEliminar
  13. Ja, ja. Yo estudié en un colegio de los Sagrados Corazones: aquí dos cancioncillas con las que animábamos a los profesores

    "el padre Damián, era musulmán"

    y

    "ea, ea, ea, Damián no usa nivea"

    ResponderEliminar
  14. me gustaria verlo algun dia.
    no esperes que caiga como tu en el insulto.
    ¿solo esperas comentarios diciendote que bonito ja,ja,ji,ji?

    ResponderEliminar
  15. Joe... iba a decir algo...

    Que era...

    Ah, si: GILIPOLLAS

    Por cierto, esplendido, enorme, muy bueno.

    ResponderEliminar
  16. Qué va, si es facilísimo hacerlo con cualquiera de las abundantes imágenes de personajes islámicos que tenemos por España.

    Es lo que tiene el catolicismo, que siempre ha estado abierto a los demás credos que pululan por ahí... igual que ahora.

    ResponderEliminar
  17. ¿Es que a nadie se le ha venido a la cabeza el Jesucristo Colega de Dogma?.

    ResponderEliminar
  18. jajajajajaja
    jajajajajajajajaja
    jajajajajajajajajajajaja

    es que estos curas van provocando

    ResponderEliminar
  19. ¿Cuántos de los que se ríen aquí han estado en una leprosería?

    ¿Mmmm?


    ¿Y os reís del padre Damian?

    La Iglesia católica tiene en África 270 leproserías.

    (Vuestro partido político favorito, el que sea, no tiene ninguna).

    Podéis ir allí, acualquiera de ellas, a reiros del padre Damián. ¿vale?

    ResponderEliminar
  20. Por qué os desocojonáis tanto...pa empezar yo no veo ná...y encima os llamáis gilipollas entre hombres????....juaaaasjausjausjausjaus

    ResponderEliminar
  21. Nadie se está riendo del Padre Damián. El que haya interpretado eso del post del TO, o no ha entendido nada, o busca problemas dónde no los hay.

    Lo cual no es (o no debería) ser muy cristiano.

    Es más, ni siqueira si rie del cura ("Eminem") o del escultor.

    ResponderEliminar
  22. Tu blog está bien, pero me caes mal

    ResponderEliminar
  23. Pues yo opino que no hay nada de malo en reirse o en cagarse en los curas, sean moros o cristianos. Llevan miles de años jodiéndo la existencia de los demás, dando pol culo y haciéndose los machotes. Que les zurzan. Gilipollas. Soplagaitas. Pernambucos. Indiscretos. Lamesables. Ojotuertos. Culiformes. Lamelibranquios. Locomotoros. A su salud. Pim pum.

    ResponderEliminar
  24. Si es que no se puede dejar solo a un escultor...ni meterle prisas...

    ¡Y no aprovechen Vds. cualquier vericueto para enredarse en diatribas caramba!...que esto es de risa y tal.

    ResponderEliminar
  25. Y yo que vivo cerca no me había dado cuenta. Muy bueno.
    Por cierto, la lepra no se contagia facilmente, es necesario un contacto intimo y prolongado de donde se deduce que el Padre Damián amó intima y prolongadamnete a uno o más de sus feligreses. Por supuesto eso no hace desmerecer su encomiable labor.
    Y me encantan los anónimos reclamando "huevos" ajenos.
    Con un par.

    ResponderEliminar
  26. Seguro que eres capaz de hacer un diálogo semejante para criticar una imagen islámica. Seguro.
    Pero el caso es que no lo haces.
    Ni tú ni nadie.

    Sí, ya sé, soy un jilipollas...
    pero no lo haces

    Es más fácil meterse con el padre Damián (qué poco estilo cuidar leprosos!!!), y con la iglesia catolica, que aunque antes quemaba inocebtes, ahora ya no lanza fatwas.
    L

    ResponderEliminar
  27. Muy bueno, y no hagas caso de los fundamentalistas cristianos que medran por todos los blogs con mensajes mínimamente críticos hacia su religión. Si por ellos fuera, sólo se podría criticar el Islam.

    ResponderEliminar
  28. Sos un genio viejo, me hiciste llorar de risa XDDDDDDDDD... seguí asi, un abrazo desde Atlantida, Uruguay

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.