26 de septiembre de 2006

Discurso de altura

- ¿Qué te preocupa más: el cambio climático, la guerra de Irak o el fenómeno de la inmigración?

- Pues las tres cosas. Primero porque el planeta Tierra se está secando poco a poco y el concreto que estamos poniendo arriba de la Tierra está secando más rápìdo todo... Eeh... La parte ecológica pues tiene mucho que ver con las pruebas nucleares, pues con el... con el calentamiento del planeta y la inmigración es algo evidentemente que sucede tanto... tanto en América como en Europa. Me preocupan los tres puntos y también todos los fenómenos climáticos que suceden a través de... bueno, de que se está calentando la Tierra. Los tsunamis que antes... bueno, sí han existido siempre, en la historia siempre se ha sabido que existen pero son parte de... de... de todo este caos generalizado. Creo que... eh... eh... son acción y consecuencia... las guerras... eh... todas las bombas nucleares... Todo esto tiene una conexión completamente, ¿no? Violencia genera más violencia. Y creo que todo esto es como en los libros sagrados, pues se dice que estamos en el Apocalipsis.
Adivina, adivinanza: ¿Quién es la entrevistada que conjuga con esta maestría el certero análisis sociopolítico con la más excelsa gramática?



ACTUALIZACIÓN: Pues sí que me ha durado el suspense. Enhorabuena al primer Anónimo: es Paulina Rubio. Sobre el minuto 4:10 de la entrevista hay otra frase para esculpir.

Pero si es obvio que la chica no da más de sí también es cierto que Carlos Francino ha ido a degüello desde que ella ha posado su escuálido culo. Primera pregunta: "¿Estás a favor de la energía nuclear?". Segunda: "Si no es la nuclear, ¿qué otras energías habría que promover?".

Sr. Francino, un tipo que necesita ir hasta Senegal para descubrir que en Senegal hay miseria y desesperación no debería hacerse el listo con nadie.

21 de septiembre de 2006

Spanish Solutions, SA (8)

Ya sabréis que hace unos días Carmen Calvo, la Ministra de Kultura, fue a la Pasarela Cibeles con un bolso de la firma Louis Vuitton que resultó ser tan falso como la cultura de la ministra. Los reporteros presentes en la Pasarela suelen ser gente que ha dedicado buena parte de su vida a recordar frivolidades absurdas como si fuesen asuntos importantes, siquiera serios. Y, claro, detectaron la engañifa al instante; que si las hebillas, que si las correas, que si el color... Esas tonterías que una persona seria se avergonzaría de conocer. El cachondeo, por supuesto, ha sido tan generalizado como merecido. Esta es la foto que publicó La Razón en su noticia (que enlazo a regañadientes):

El Louis Vuitton pirata de Carmen Calvo

El bolso del suelo es el bolso de las risas. Según la noticia es una imitación del Louis Vuitton Monogram Canvas Manhattan Pm, aunque tras buscarlo en la web de Louis Vuitton a mí me parece que no es el Pm sino el Gm, éste:


Nunca se me había ocurrido que los bolsos tuvieran nombres y resulta que tienen más que un duque de Alba.

Ya es triste que sabiendo D. Moralejo (el autor de la noticia) tantas bobadas inútiles sobre Louis Vuitton, luego sea incapaz de comparar dos fotos para dar con el modelo correcto y tenga que hacerlo yo, pero en fin, es La Razón. Lo que ya no entiendo es que se haya montado tanto pollo por el detalle más nimio de una noticia que está llena de cosas indignantes.

Primero, es insultante que una ministra de Cultura, aunque sea ésta, se presente como ministra de Cultura en un desfile de moda como si la alta costura fuese Cultura. Es como si se presentase en una concentración de tunning.

Segundo, es mucho más insultante su presencia allí teniendo en cuenta dónde y cómo se ha montado este año la Pasarela Cibeles con la mentirosa excusa de "acercar la moda a la calle": en el Po. de Coches del Parque del Retiro, en el mismo sitio que la Feria del Libro, pero ¡cerrándolo al paso peatonal! Acercamos la moda al pueblo pero sin dejarle tocarla, o sea, lo que se dice acercar la miel a los labios pero solo acercar. Y además, haciendo hueco para la carpa a base de podar -fuera de temporada- los árboles de alrededor. Y sin contar con todo el tráfico de vehículos, gente, cables, generadores y demás que un evento así puede suponer en tan maltratado parque.

Tercero, es una vergüenza que vaya a un desfile de moda con semejante churro colgado del cuello.

Cuarto, que una ignorante que afirma que las descargas P2P son piratería lleve un bolso falso, es un recochineo en la cara del pueblo. La copia privada a través de redes P2P sin ánimo de lucro son perfectamente legales. La falsificación de un artículo para venderlo más barato, como es el caso del bolso, es un delito, y comprando ese bolso la ministra está fomentando ese delito y, posiblemente, incluso las condiciones de trabajo lamentables que suelen sufrir quienes fabrican esas imitaciones.

Quinto, mucho peor es el sonrojo que supone que una ministra de España intente aparentar tener más de lo que tiene. Demuestra un catetismo, un patetismo, una miseria que provocan vergüenza ajena.

Sexto, último y lo peor de todo, que una ministra SOCIALISTA quiera aparentar que usa un bolso de 1770 dólares demuestra que además de todo lo anterior no tiene vergüenza, ni decencia, ni educación y que merece la expulsión fulminante del Gobierno, del partido y de la sociedad. Si Zaplana gasta un peluco de dos kilos no pasa nada porque es lo que se espera de un liberal que defiende lo que defiende, pero un socialista no puede. NO PUEDE.

Pero en el fondo, mirándolo con la calma que me cuesta mantener, la verdad es que resulta coherente que Carmen Calvo lleve un bolso falso. Al fin y al cabo, no es una ministra de verdad, ¿no?, o sea, es como de escaparate... Está para estas cosas, para petardear en las pasarelas, lucir modelitos, compadrear con los actores... No es una política seria. Es como... como... como esa de la Vivienda, ¿cómo se llama? Bah, da igual.

15 de septiembre de 2006

Spanish Solutions, SA (7)

Para quien no lo sepa, un chroma es un mural verde o azul que se utiliza en televisión y cine para, después de rodar, sustituirlo digitalmente por el fondo que prefiramos. Se le dice a un ordenador que elimine todos los puntos verdes o azules de la imagen y ponga, por ejemplo, un esquema de un cerebro para un documental, la Torre Picasso cuando Eduardo Noriega cae de ella en "Abre los ojos" o la previsión meteorológica en las noticias.

La torpeza más común con un chroma es que el presentador lleve algo del mismo color que el chroma -como un traje azul-, pues el ordenador lo convertirá en una cabeza sobrevolando la Península como si fuese el propio Meteosat. La torpeza menos común, esas torpezas que el PSOE se ha especializado en cometer, es no usar un chroma profesional sino una mierda.

Un chroma profesional es una superficie total y absolutamente plana. ¿Por qué? Porque si es irregular ¿qué pasa al iluminarlo? Que aparecen sombras. Por eso los chromas profesionales van montados en estructuras metálicas firmes similares a las pantallas de los cines de verano, o son desplegables como las de las discotecas o incluso se fijan o pintan sobre una pared del estudio. En cualquier caso, ¡no se pegan con cinta de embalar y haciendo bolsas!

Spanish Solutions

Gracias, Pianista.