12 de marzo de 2006

La juerga loca de HaztePis

Sábado por la tarde y buen tiempo. ¿Qué hago? ¿Me voy al campo con mi mujer? ¿Nos hacemos un cine? ¿Llamo al Sr. Obispo y montamos un botellón? ¿Cojo la bici y me doy una vuelta por Madrid? ¿Estudio para el examen de mañana, domingo? ¿Me quedo en casa con mi niña hundiéndonos en la más abyecta depravación y disoluta inmoralidad, como Dios no manda pero la naturaleza sí? ¡Ah, no, ya sé! Planazo:

Me voy al CEU con Prosopopeyo, a la celebración del 5º Aniversario de HazteOír. Y no quiero risas.

Como somos gente de baja extracción social, humilde, miserable incluso y además vagos, ninguno de los dos se molesta en mirar la dirección del CEU (CentrOsea de Estudios superUniversitarios) y ambos lo confundimos con el ICAI, que no es lo mismo pero es más de lo mismo, ¿saes?, te lo juro que te cagas. Y allí nos plantamos los dos como berzas o, mejor dicho, como pijos, pues ambos nos hemos disfrazado para la ocasión con nuestro más repudiado fondo de armario. Prosopopeyo siente urticaria cada vez que se ve reflejado en un escaparate con ese PePísimo jersey naranja que me ha traído. Total, que llegamos tarde y cuando ya ha empezado el evento.

No les voy a narrar lo acontecido porque soy consciente de mis muchas limitaciones y sé que soy incapaz de hacerlo mejor que Prosopopeyo, así que les recomiento efusivamente sú crónica del acto en el CEU, buah, tía, qué superfuerte, ¿no? Sí añadiré tres cosas:

- En el centro y con chaqueta verde, Ignacio Arsuaga, presidente de HazSufrir y uno de los hombres con menos sex-appeal que imaginarse pueda. Su mujer es la demostración palpable (con perdón) de que los polos opuestos se atraen.

La mesa presidencial

- Una vista general del bloque central de butacas, donde se puede apreciar claramente el tirón social de HazteRuín. Lo menos había un millón y medio de personas:

Salón de actos del C.E.U.

- La prueba de que HazteVil aplica exhaustivamente las políticas de igualdad hombre-mujer y no escoge a sus azafatas por el físico:

Azafatas

Y quiero hacerme eco de la última idea, por así llamarla, de HazmeHuír: el Cheque Escolar. No tiene nada que ver con Nacho sino que se trata de que las familias (las de verdad, ¿eh?, no esas guarrerías de los maricones) puedan reclamar al Estado la parte de los Presupuestos correspondiente a la educación de sus hijos, de tal forma que si así lo desean puedan gastar ese dinero en centros docentes de los buenos, los privados, concertados, religiosos, con niños y niñas bien separados y uniformados y sin inmigrantes ni demás morralla, que yo no quiero que me eduque Zapatero. ¿A que es una buena idea?

Estoy de acuerdo. Yo también quiero un Cheque Escolar. Pero no nos detengamos ahí. Si tan buena idea es también quiero un Cheque Sanitario. Y un Cheque de Carreteras. Ah, sí, y el Cheque de Defensa, que este ejército de camioneras e inmigrantes no me gusta. Y un Cheque Policial, que ya me compraré yo defensa privada. Bah, a la mierda, dividamos los impuestos entre todos los ciudadanos y que me den mi parte. ¡Que coño, dejemos de pagar impuestos! A la mierda el Estado y los servicios básicos. Que eso no es España. España es otra cosa. Es... Es... Ay, yo qué sé, otra cosa.

Tras terminar el acto, Prosopopeyo pide a una pija que nos haga una foto en el mismísimo escenario, ole:



Salimos, archivo en su papelera correspondiente el semanario ALBA que nos endosaron, me separo de Prosopopeyo (que tenía otros y muy mejores planes) y vuelvo a casa. Gracias a la espléndida organización de las obras de la M-30, el trayecto entre la Gta. de San Vicente y Legazpi un sábado a las 20:00h. sólo dura 45 minutos. Gracias, Ramses, te lo compensaré en las urnas.

Me quito el disfraz y mi niña y yo nos vamos al superfiestón de HazteUngir. Por 25 euros, cocktail y tres copas en garito bien, La Siesta. Eso en Madrid es un buen precio. Para ir había que reservar entradas por teléfono dando un nombre y decidimos dar los de los jefes más cabrones que habíamos tenido como un acto de tardía y ridícula venganza. Afortunadamente, en la puerta no pedían el DNI. El mismo tipo que en el superCEU estaba controlando el acto, un chavalote enorme con perilla, está ahora en la puerta cobrando la entrada con una caja de caudales en la mano. Qué estampa.

Dentro está todo muy tranquilo, la música bajita y unos pocos charlando. Varias chicas pasean con bandejas de canapés y compruebo que ciertas cosas son interclasistas: los pijos también se sitúan cerca de la puerta de la cocina para no quedarse sin manduca. Algunos de los que están más lejos se quejan de que no les llega nada, caramba, que han pagado diez euros más para cenar. Alguno incluso pide a una camarera que le dé una bandeja entera para llevársela al otro extremo del local. Y lo hacen, ¿eh?, que casi se la quitan de las manos. Aquí la lucha de clases está en tablas.

Además las cervezas están aguadas y no las hay embotelladas. Pido un tubo y el camarero intenta endosarme uno que ya está tirado hace cinco minutos y que la mitad del vaso es espuma. Me sirve otro que tampoco es mucho mejor. Me dan ganas de entrar a la barra y enseñarle. Los canapés calientes están fríos, los fríos tienen demasiado aceite y la tortilla es precocinada. Y en la puerta del baño hay esta pegatina. Espero que sepan ustedes agradecerme el esfuerzo.

Pegatina

Miro a mi alrededor. Ellos van casi todos vestidos con vaqueros, camisa y jersey de punto, todos perfectamente afeitados. Ellas muy formales, faldas largas, pantalones anchos, zapatos con poco tacón y nada de escote. Mi mujer lleva botas de taconazo, minifalda vaquera, medias negras y blusa estrecha; alguna la mira de arriba a abajo con claro gesto de desaprobación. Yo llevo unos pantalones rotos, una camisa roja por fuera medio remangada y zapatones grandes, pelo largo y barba. Sólo nos falta un dedo apuntándonos.

Veo poca gente, pocas sonrisas, pocas conversaciones, nadie baila. Esto es un muermo. Ni siquiera siento ganas de entablar una conversación para tirarles de la lengua. Hay mucha gente mayor, algunos con sus hijos y algunos hijos sospechosamente jóvenes para estar aquí. Entre la música, Hombres G, La Guardia, Mecano... Vamos, la juerga loca. A medianoche hay algo más de gente, pero ni de lejos para llenar el local.

5º Aniversario de Hazte Oír

Decepcionados, nos sentamos en un rincón y jugamos a "¿Con quién de estos te lo harías?". Ella tarda hasta diez minutos en localizar a uno. Y soy yo. ¿Verdad que es un cielo? Yo tardo otros diez minutos hasta que pasa un bomboncito en minifalda. ¿He dicho minifalda? ¿Ha venido una con minifalda? Eh, un momento, ésa lleva la tripa al aire. ¡Y ésa lleva un piercing! Aquí pasa algo. Sí, pasa que ya deben haber abierto el local para el público en general y está entrando gente de verdad, de la que sale a divertirse y no "a cambiar el mundo", como modestamente dijo Arsuaga en la charla de la tarde. Veo que el tipo de las entradas ya no está en la puerta sino charlando con unas niñas.

Son las 0:30 y empieza un concierto en el pequeño escenario del fondo. Aquí había poco que ver y ya se ha acabado, y yo tengo un examen mañana de Técnico de Emergencias en la Cruz Roja. Vaya noche desperdiciada. Nos vamos.

Ya hoy, domingo, Prosopopeyo y Jeremías se han ido con Leo Bassi en el Bassi-Bus (tres autobuses, 170 personas) a Pozuelo. Estaba prevista la visita a la Basílica monstruosa de Santa Nenuca de High-Class o como coño se llame esa aberración. Prosopopeyo me cuenta por teléfono que Leo Bassi ha dicho que ayer también estuvo infiltrado en el superCEUosea, aunque no le vimos, y dice que unos pijos están siguiendo en coches a los autobuses y haciendo sonar las bocinas para molestar. Tiene que cortar la llamada porque "parece que se va a liar algo". Ardo en deseos de leérselo.

Leo Bassi - La revelación

Y, por cierto, aprobé el examen. No todo el fin de semana ha sido una puta mierda.

32 comentarios:

  1. Ole tus güevos, y sin vomitar ni nada.....

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué se va a liar!

    ¡Nada de nada!

    Unos cobardicas estos de Alternativa Española, oiga. Lo paso a limpio y se lo sirvo en bandeja, como los 'canapeses'.

    ResponderEliminar
  3. Lee el cuarto comentario:

    http://www.blogs.telecinco.es/abordaje/post/2006/03/12/cinco-anos-ya-con-hazteoir

    ResponderEliminar
  4. Sois lo mejores insisto...
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  5. Tienes unas tragaderas...

    Lo de Bassi se ha quedado en muy poco. A ver si subo las fotos y pongo alguna cosillas, pero no va a ser mucho :)

    ResponderEliminar
  6. Menuda camisa más hortera, tronco, es casi tan fea como tu forma de escribir

    ResponderEliminar
  7. Oseatíoesverdáquécamisamáshorteraoyesfíjate...

    Como ya he dicho en el blog de Prosopopeyo: que sois muy grandes!! Queremos más!!

    Ah, y enhorabuena por tu aprobado!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Un reportaje impresionante. Menuda paciencia y menudas tragaderas tenéis!

    mersibocú

    ResponderEliminar
  9. Señor teleoperador:

    Me gusta su forma de escribir, lo que escibe y las narices que le echa al tema.
    Siga así, por favor.

    Un admirador

    ResponderEliminar
  10. He llegado a la conclusión de que no soy de la sociedad civil.

    Teleoperador, eres un crack.

    Fdo: Un admirador.

    ResponderEliminar
  11. Juas, enorme, chavales, sois unos cracks.
    Por cierto, respecto a la pegatina de "11-M ni olvido ni perdón": El sábado iba yo por el Paseo de Extremadura para intentar coger la A-5 (algo extremadamente complicado gracias a Gallardón), cuando vi una pancarta con ese mismo lema colgada de un paso de peatones elevado. En esa pancarta no estaban las mismas letras gótico-neonazis del grupúsculo organizador, pero el mensaje claramente cristiano era el mismo.

    ResponderEliminar
  12. Icai tiene más bien poco de pijo, son jesuitas, mas rogelios que todos vosotros , los de ICADE tal vez sean un poco pijos, pero en ICAI la peña se dedica a currar...

    ResponderEliminar
  13. Te faltó poner lo más interesante. La foto de tu mujer con la minifalda vaquera.

    Coase,

    ResponderEliminar
  14. Joder lo que teneis que soportar los de la capital del reino.
    Suerte con vuestra aventura de infiltrados.

    ResponderEliminar
  15. Ahora va a resultar, bacua, que sólo hay pijos en Madrid. Lo que hay que leer.

    ResponderEliminar
  16. Por cierto, Teleoperador ¿te has enterado de que vamos a ser famosas?

    ResponderEliminar
  17. No se haga el importante. He oído decir que en esos exámenes aprueba cualquiera.
    CUALQUIERA.

    ResponderEliminar
  18. Usted, siempre tiene que venir usted a bajarme los pocos humos que me concede la vida. Pues sepa que en la primera ronda suspendieron todos, TODOS, salvo un servidor y su compañero. Jodido Pepito Grillo.

    ResponderEliminar
  19. nada que enhorabuena por el aprobado y por la crónica

    ResponderEliminar
  20. Te he criticado en mi blog y, en la convicción de que se puede ser de derechas sin dejar de ser educado, me veo en la obligación de notificartelo.
    http://malditasmentiras.blogspot.com/2006/03/cheque-escolar.html

    Enhorabuena por el aprobado,

    ResponderEliminar
  21. Geniales, nos estáis malacostumbrando.

    ResponderEliminar
  22. Una aclaración... los alumnos del ICAI son bastante pijos, aunque suelen ser gente con bastante cabeza. Una cosa no quita la otra.

    El que dude que se pase por la puerta a la hora de entrar o salir de clase.

    Los jesuítas (efectivamente dentro de la iglesia católica de lo más liberal que hay) son los que dirigen el centro, pero no necesariamente los alumnos.

    ResponderEliminar
  23. ¿Y se supone que sois mejores que los que criticáis?: cocacola aguada, tias feas, pijos...

    Demasiado manido todo como para que no parezcáis unos pardillos.

    Alex R.I.

    ResponderEliminar
  24. coño Alex, también por aqui??? que pequeño es el cibermundo, oyes...

    ResponderEliminar
  25. Tú no sé, pero prosopopeyo tiene de baja extracción social lo que la duquesa de Alba de turgente... vago sí que es, el condenado, pero esa es otra historia...

    Manolo

    ResponderEliminar
  26. Ya lo han dicho antes... pero lo repito: sois geniales. Os descubrí hace poco y me encanta vuestra forma de escribir.
    Me dais una envidia...
    La gente con la que voy es todavía más vaga y no hace estas cosas, pero Valencia podría dar mucho, mucho juego... A ver si se animan los del PP con otra manifestación y me paso un ratejo a "investigar" jeje.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  27. ¿Qué pasa, que por el hecho de no comulgar con tus ideas políticas la gente no puede organizarse y manifestarse a favor de lo que piensan?.

    Tú seguro que vas de tolerante y democrata, cuando lo que realmente eres es un fascista. Sí, fascista, y no con el significado que le dais vosotros de facha, sino fascista como represor de la libertad de expresión. Tu post lo que refleja es que te gustaría que toda esa gente se quedara en su casa sin expresarse, y eso desde luego no es muy demócrata.

    Podré estar de acuerdo o no con lo que digan los de hazteoir, pero desde luego, defenderé siempre su derecho a expresarse en libertad, sin tener que ser ridiculizados por lo que digan. Igual que defenderé el tuyo, siempre que te comportes con la tolerancia que probablemente prediques, pero que no practicas.

    Supongo que todo esto te la traerá floja, pero me da igual.

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Kuasar Valencia es 1000 más cutre, y sino haznos un report de la ofrenda florar de las fallas que vamos a fliparrrr!

    En fin, nosotros somos los que molamos, ellos sólo chusma...

    ResponderEliminar
  29. "ejercito de camioneras e inmigrantes" (muy bonito)

    Mujer con botas negras de tacon y minifalda.....(MUY GRAFICO)

    ...¿Con quien te lo harias?...le dice él a ella....Y ella ....solo tarda diez minutos (10) en contestar ....contigo. Que velocidad...estarás orugolloso de ella.

    ResponderEliminar
  30. ¡ PESE A QUE LA SOCIEDAD PRETENDÉIS HUNDIRME EN EL CRUEL ANONIMATO, A DURAS PENAS PERO SOBREVIVO, JUAS !


    www.paskijones.net


    ¡¡¡ AMOR Y ANARKÍA !!!

    ResponderEliminar
  31. Es un crítica de maruja, penoso...

    Saludos

    Juan

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.