21 de noviembre de 2005

Una gente muy, muy mayor

Al final de la estúpida manifestación de pijos del otro día (hey, Chesterton, ¿cómo va eso?), mis compañeros del Manifestómetro propusieron hacer otra cobertura el 20N. Y yo les disuadí. Primero porque la Falange da mal rollo y no tienen mucho sentido del humor; segundo porque son cuatro gatos y se nos iba a ver mucho: cinco tipos tirando fotos alrededor de cuatro gatos uniformados, cantan; y tercero, porque incluso nuestra modesta repercusión mediática (ejem) es más eco del que merecen. Así que lo dejamos.

Pero el domingo me levanté cachondo. Cachondo e idiota, porque en vez de hacer lo normal cuando te levantas cachondo, que es meterle mano a la preciosa chica con la que comparto lecho, la desperté y le propuse subirnos al Valle de los Caídos. Y ella tampoco se levantó muy inteligente, porque aceptó.

Según la web de la Falange había una romería o algo así a las once de la mañana desde El Escorial y unos discursos en la puerta de la Basílica a las 13h. Sólo nos daba tiempo a llegar a esto último y rabiando. En la verja que da paso a la carretera que sube hasta la Basílica de Santa María del Horror, había cuatro jeeps de la Guardia Civil que por primera vez me inspiraban más tranquilidad que miedo. Tras las verja, una larga caravana de coches que se iban sin esperar a los discursos. La mayoría eran de categoría: todoterrenos BMW y Mercedes, BMW serie 7, Opel de alta gama, Audi, Mazdas descapotables... Nivel. Y de muchos de ellos asomaban por las ventanillas traseras banderas de ésas, las de la gallina y la rojinegra de las JONS.

Ya aparcados, en el último tramo de escaleras de la explanada frente a la Basílica, hay dos chavales de unos 20 años con unas cajas que parecen contener pancartas, publicidad o algo así. Llevan el fondo de armario básico del buen flecha: pantalón y zapatos negros y camisa azul remangada hasta el codo, con el moderno y elegante toque de unos guantes negros tipo black-power. Por los corredores laterales puedo ver otros seis chavales similares. Deben ser la seguridad del evento. No tendrán mucho trabajo: aquí no hay más de 300 personas incluyendo algunos que ni siquiera está claro que hayan venido a esto expresamente. Y puedo contar unos diez guardias civiles más un par de coches que pasan por delante de cuando en cuando. Y más guardias en el parking.

En el escenario hay un señor muy, muy mayor dando un florido y cursilísimo discurso sobre qué son y qué representan la Falange y España. Un chico a su lado parece sujetarle el micrófono, aunque quizá el señor está apoyado contra él. Detrás hay un tipo también mayor con auténtica cara de mala leche. Es Diego Márquez, el Jefe Nacional de Falange. Es la hora de la primera foto, que me sale movida. Será el miedo.

01 - 2005-11-20 - Homenaje a José Antonio

Entre el público hay mucho treintañero y cuarentón pijo y con familia incluída, bastantes niñatos que parecen resacosos del botellón de ayer, algunos rapados con botas militares y chupas bomber, algunos niños pequeños y bastante gente con el uniforme. Yo llevo una camiseta, un jersey, una chaqueta de piel forrada, bufanda y guantes y estoy pelado de frío; estos sólo llevan la puñetera camisa azul remangada y semiabierta y parecen tan panchos. Me pregunto si aparte de estar bordada en rojo ayer no estará forrada de borreguito. Y desde luego, muchas banderas de ésas. Algunas visiblemente ajadas y descoloridas, como si hubiesen conocido el asedio del Alcázar.

02 - 2005-11-20 - Homenaje a José Antonio

El señor mayor se trabuca un par de veces y por fin acaba su redicha charla. Le sigue Diego Márquez que ni siquiera se ha preparado un discurso. Está improvisando y se ve que el frío le ha afectado porque tarda en hilar lo que quiere decir. Empieza pidiendo perdón "a los rojos", pronunciado con mucho desprecio, en nombre de sus familiares asesinados en Paracuellos: "perdón por ser españoles y honrados y por trabajar por Es-¡paña!", parafraseando. Don Diego, en nombre de los asesinados por los suyos por toda España durante la guerra, de los exiliados, de los represaliados, de los encarcelados, de los torturados y de los ejecutados durante 40 años, perdón concedido, hombre, faltaría más.

03 - 2005-11-20 - Homenaje a José Antonio

Después pasa al cesarvidalismo y dice que ya está bien de mitos, que El Escorial no lo construyeron los prisioneros republicanos porque "fijáos en esas piedras, en su tallaje, en la precisión con que está hecho. ¡Eso no pudo hacerlo gente sin formación! ¡Fueron los canteros, no los presos! ¡Los canteros!". Se me viene a la mente el episodio de "Los Simpsons" de "Los canteros". También se me vienen a la mente algunas fotos que vi hace años. También se me viene a la mente un grupo de canteros moviendo piedras y excavando la roca al paso alegre de la paz. También supongo que tampoco las pirámides de Egipto las hicieron los esclavos; con esa exactitud, hombre, en qué cabeza cabe... Tendría razón J. J. Benítez cuando dijo que fueron los ET's.

Damos una vuelta alrededor del escaso sarao que hay aquí y terminamos frente al escenario. Todo parece tan viejo, tan irreal que parecen recién sacados de "Amar en tiempos revueltos". El Sr. Márquez termina su discurso y empieza a entonar el "Cara al sol", inmediatamente seguido por todos los asistentes. Mi novia, que se ha puesto para la ocasión su abrigo de las S.S., acepta a regañadientes posar de esta guisa:

05 - 2005-11-20 - Homenaje a José Antonio

¿Verdad que es un cielo? Si es que me lo aguanta todo.

04 - 2005-11-20 - Homenaje a José Antonio

Echo el par de fotos y me acerco a ella. Canturreo el final del himno y me uno con ímpetu al grito de ¡España, una!, ¡España, grande!, ¡España, libre!. Y al de ¡José Antonio, presente! tres veces. Mi novia me mira con espanto. Pido perdón a la memoria de mi padre y sé que su legendaria cachondez mental me lo concederá. Con el cielo cubierto, el frío y este rollo tan viejo, todo parece muy gris, muy anciano, apolillado.

Se da por terminado el acto y la gente se larga inmediatamente. Los Jefes se quedan a repartir saludos a unos pocos fieles. Un tipo con una mochila nos ofrece lotería de Navidad "de la Falange de Galicia", creo. Otro nos la ofrece "de la Falanhe de Shevilla, quillho, que éh-ta eh la que toca". Puede que esta sea la mayor fiesta anual de la Falange de las JONS, el homenaje a su fundador... y están vendiendo lotería, como escolares para el viaje de fin de curso. Todo da mucha pena, parece el hundimiento de los Buendía.

Un chico de unos quince años pelados posa para una foto que le hace su madre. Lleva puesta la camisa azul pero más parece una chaquetilla de fontanero. Y la lleva encima de un jersey de lana y de una bufanda Burberry's. De desastre. Pero se pone muy marcial, muy firme y muy serio. Tras el clic, su madre sonríe y le acaricia orgullosa. Me imagino esa foto enmarcada en un mueble, junto a la de la primera comunión, la de las prácticas de tiro y otra pateándole la cabeza a un culé a la salida del Bernabéu. No, no, debo huir de los prejuicios.

Un padre me pide que le haga una foto con su familia en la escalinata. Él, su mujer y sus dos hijos de unos seis y ocho años, estos últimos sujetando una bandera con aguilucho. Nada, hombre, encantado.

Se nos acerca otro flecha uniformado y nos ofrece rosquillas con insistencia: "Venga, coged, que son caseras". Las hace otra facha que está con él y que tiene una pastelería en no sé qué pueblo. Insiste en que cojamos varias. Qué amable. Y qué buenas están, coño. Un vaso de leche ahora mismo y sería feliz. Si estuviera aquí Prosopopeyo se liaría a hablar con ellos, fijo. A mí me dan ganas de hacerme la foto con Diego Márquez. Por cierto, parece que se le está apagando el enardecimiento porque le veo temblar un poco.

En la Basílica, la tumba de José Antonio, el verdadero homenajeado de esta gente, está llena de ramas de algo, parece olivo, pero sin flores, un par de coronas y un folio con un poema.

06 - 2005-11-20 - Homenaje a José Antonio

Doy la vuelta a ver la del Generalito, que incluso tiene algunas velas.

07 - 2005-11-20 - Homenaje a José Antonio

No hay más de cuarenta personas incluído un grupo de turistas extranjeros. Como siempre que vengo, no entiendo cómo alguien pudo querer pasar la Eternidad aquí. Hoy también me pregunto si el lapo que eché sobre la lápida de Franco hace años seguirá ahí, solidificado. Oye, que era un pollo con gargajo incluído, ¿eh?, un señor pollo.

Salimos camino del coche y vemos al señor mayor del principio a punto de entrar en una furgoneta. Ya no va en mangas de camisa sino que se ha puesto una chaqueta muy gruesa. No hay fervor patriótico que valga ante el frío de Guadarrama. Se está despidiendo del muchacho que le sujetaba el micro y se dan palmaditas mutuamente por lo bien que lo han hecho. Me entretengo sacando un cigarro para pegar la oreja. El chico dice que "ha estado muy bien, ha habido como tres veces más que el año pasado. Se nota que el aniversario...".

¿Tres veces más? ¿El año pasado hubo un tercio de lo que se ve en estas fotos? ¿Quiénes estaban: los guardias civiles, los funcionarios de Patrimonio Nacional, Diego Márquez y diez turistas? Joder, qué pena da todo. No me puedo creer que me esté dando pena.

Al llegar a Madrid decido pasar por Nuevos Ministerios a ver el pedestal donde estaba la estatua del Generalito Patascortas. Supongo que esta vez, entre esa afrenta y el 30º aniversario, se habrán acercado por aquí. Son las 15:30 horas y esto es todo lo que hay:

11 - 2005-11-20 - Homenaje a José Antonio

Desolador.

21 comentarios:

  1. Es que yo creo que hace ya tiempo que lo de Franco y compañía está algo demodé...
    Otra cosa sería cómo se hizo la transición, quién dijo qué, etc. Pero de eso no se va a hablar, que sería incómodo.

    ResponderEliminar
  2. Juas juas, qué bueno... lo has vuelto a hacer!!

    Por cierto, los del "contubernio" teneis otra ocasión el mes que viene (el día 3, creo) con otra mani pepera.

    Salu2!!

    ResponderEliminar
  3. Joder, ya tienes un callo de la ostia. Enhorabuena y a por la próxima.

    ResponderEliminar
  4. Señor Teleoperador, tiene usté un par de cojones xDDDD

    Lo que no entiendo es cómo hiciste para no reirte mientras gritabas esos cánticos de cuyo nombre no quiero acordarme. Y tú chica, una santa. Díselo de mi parte. Con lo bien que se está en la cama...

    ResponderEliminar
  5. Me ha hecho mucha gracia. Valor y audacia periodística, todo en uno. Muy bueno, sí señor.

    ResponderEliminar
  6. Solo un error:

    no se pronuncia Shevilla sino Sebiya.

    ResponderEliminar
  7. Teleoperador, eres mi idolo madrileño, que lo sepas: me encanta tu sentido del humor y esa ironía que siempre demuestras. Si es que ya solo pienso que ojalá que pase algo de fachas en madrid, sólo para que tú hagas la crónica!!! Sigue así, chavalote, que me encantas!!!

    ResponderEliminar
  8. Otro reportaje de este estilo y te propongo personalmente a los Pulizter! Ánimo y a seguir empuñando la cámara!

    ResponderEliminar
  9. Curradísimo, oiga!
    Y yo que me alegro de que todo eso esté tan desolado, de que sea tan triste y de que no vaya ni Dios a esos saraos.
    Sigue informando, campeón!

    ResponderEliminar
  10. Amos, te acabo de descubrir, y ya estás en mis prefes :P

    Ea, porque tú lo vales :D

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Con un par, si señor. Esta vez te has salido. A por la próxima!!

    ResponderEliminar
  12. Desde luego, mira que no irse al rastro como todo el mndo los domingos por la mañana.
    Conocía a un tipo que algun año llevó a alguna vieja gloria en ambulancia (sin coñas, luego los dejaba lo más cerca posible y hacían el paripé de haber ido andando desde Puerta de Hierro)
    Igual me corto el pelo y me decido a ir a alguna, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  13. Muy bien el reportaje, pero machote le has hecho la cama a tus coleguitas, primero decir que pasas y después ir por tu cuenta...
    Sin resquemor.

    ResponderEliminar
  14. Hay que ver la que has montado sólo para restregarnos que tienes novia.

    ResponderEliminar
  15. estampitas, lotería, rosquillas... pues a mi me ha parecido una reunión de lo más inocente y entrañable... con familias y viejecitos... no sé creo que ya no vale sl a pena preocuparse por esta gente ¿no?
    ¿o si?

    ResponderEliminar
  16. Bueno, el hecho de que pidan perdón ya es un paso. Ni mucho menos repara todo el daño pasado pero el reconocimiento de que se hizo algo mal ya es un paso. Supongo que los tiempos pasan para todo el mundo.

    P.D. No sé de dónde sacáis estómago, ni tú ni tu novia.

    ResponderEliminar
  17. Eso digo yo, que estómago... y vaya par también.
    Muy bueno el relato.. la fotos las veo esta noche, que me he quedado con las ganas (aquí hay ciertas cosas que están capadas).

    ResponderEliminar
  18. jejeje, vigila con los de las manis, que te acabaran fichando! A la próxima (que estamos deseando que haya una próxima) tendrás que ir disfrazado con gafas y bigote! Sigue así fenómeno!

    ResponderEliminar
  19. Para la próxima me apunto. Voy a tirarme un año entero ensayando el alzamiento de brazo, porque de momento me sale el subversivo que llevo dentro y acabo indefectiblemente haciendo un corte de mangas con carrerilla incluida.

    ResponderEliminar
  20. Pero como tienes la cara de ir alli??? Bueno, perdona por ser tan efusiva, pero por el amor de dios... y aun encima atreverte a entonar el "cara al sol"... mira, no quiero ser partidista pero ni acepto Paracuellos ni mucho menos acepto el regimen Franquista... no teniais ni que haber ido, ni mucho menos hacer el saludo aun siendo en broma. Pongo en duda de que tu novia haya hecho el saludo en broma y dudo mucho de que os hayais acercado alla para nada. Quien se levanta un domingo por la mañana para dar una vuelta (con el frio que hacia, puesto que veo a la gente abrigada hasta las orejas) hasta alla? No, no me cuadra.

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.