28 de abril de 2005

Tazas de té

TELEOPERADOR (TO): Sistemas, dígame.

USUARIA "TAZAS DE TÉ" (TETAZAS): Hola, soy TETAZAS, de Contabilidad. Que tengo un problema con el Word éste de mierda.

TO: Enseguida subo.

TETAZAS es alta, grande, muy generosa de curvas... TETAZAS es la Ofelia de Mortadelo. Si tuviese neuronas le pediría derechos de imagen a Ibáñez. Pero no las tiene, sólo tiene tetas, muchas tetas. Y vestidos estrechos. TETAZAS tiene tetas y vestidos estrechos. TETAZAS no tiene neuronas, ni espejos, ni familia, ni amigos. TETAZAS no tiene a nadie que le diga por las mañanas que parece una morcilla. Imagino que TETAZAS tiene enfrente de casa una obra desde la que le gritan algo, y que le gusta, si no no lo entiendo.

TO: Hola, TETAZAS, ¿qué pasa?

TETAZAS: ¡La mierda ésta, que no funciona!

TO: Ajá, entiendo. ¿Podrías especificar un poco más, por favor?

TETAZAS: ¡El Word, que no sé qué leches le pasa que sólo escribe uves, emes, puntos y mierda! Que en cuanto lo abro se pone a escribir él sólo y no puedo hacer nada.

TO: Vale, veamos, déjame probar.

Me siento. Saco la bandeja del teclado. En la bandeja hay un post-it que dice "Usser: CCH15 – Password: golfona". Me sorprende tan poco que ni me molesto en darle consejos sobre seguridad, pero me aporta información sobre la clase de usuaria con la que estoy tratando: clase imbécil.

Abro el Word. No escribe nada, ni uves, ni emes ni mucho menos mierda. Se comporta como el clásico PC de oficina. Tecleo algo. Todo normal. Cierro el documento y abro otro. Todo normal. Cierro Word y lo vuelvo a abrir. Tecleo y todo normal. Imprimo y todo normal.

TO: Pues nada, hija, no sé qué habrá sido pero ya estás viendo que funciona bien. Si te vuelve a pasar me llamas, ¿vale?

TETAZAS gruñe. Vuelvo abajo y retomo mi arduo trabajo de repaso de blogs favoritos. Apenas he colocado el culo cuando suena el teléfono.

TO: Sistemas, dígame.

TETAZAS: Soy TETAZAS, de Contabilidad, ¡que el Word me está jodiendo otra vez!

TO: *Mute on* Qué Word tan machote. *Mute off* Venga, ahora voy.

TETAZAS está nerviosa y cabreada. Me lo dice la sardana que está bailando su escote.

TO: Hola, TETAZAS, a ver, cuenta.

TETAZAS: ¡Pues lo mismo! Que en cuanto lo abro se pone a escribir solo, a pitar y a no hacer nada. Que lo cierro y lo abro y sigue igual. Que esto es una mierda.

TO: Vale, vale, déjame ver.

Me siento y abro la bandeja con el post-it de la golfona. Abro Word y escribo. Todo normal. Guardo y cierro. Todo normal. Vuelvo a abrir y recupero lo guardado. Todo normal. Sigo escribiendo. Todo normal.

TETAZAS resopla nerviosa mi lado, despeinándome, así que hago un poco más el paripé, para que se calme. Apago el PC, desenchufo y vuelvo a enchufar el teclado, asegurándome de que está bien enganchado. También compruebo que está limpio, las teclas bien sujetas... En fin, tonterías.

TO: Y si te vuelve a ocurrir me llamas, ¿de acuerdo?

TETAZAS gruñe. Bajo a mi puesto. Según poso el culo suena el teléfono.

TO: Sistemas, dígame.

TETAZAS: ¡Soy TETAZAS, que esto está igual!

TO: ¿Cómo igual?

TETAZAS: ¡Pues eso, que escribe sólo! ¡Abro el Word y escribe sólo!

TO: Vale, vale, ahora voy.

Ya paso de revisiones. Cojo un teclado de los PCs retirados, compruebo que funciona y me subo a cambiárselo. TETAZAS me recibe con una mirada de hielo y el pecho bamboleante. Apago el PC, cambio el teclado y enciendo. Nuevas pruebas y todo normal.

Nuevo gruñido. Vuelvo abajo, poso en culo y suena el teléfono.

TO: Sistemas, díg...

TETAZAS: ¡Esto sigue igual!

TO: Eh... TETAZAS, supongo.

TETAZAS: ¡Este PC es una mierda! ¡Sigue escribiendo solo! Ya está bien, joder, que llevo toda la mañana sin trabajar.

TO: *Mute on* Y yo sin vaguear, no te jode. *Mute off* Ahora voy.

Ya se me han hinchado los huevos como a ella las tetas, así que le pido a Elías que suba conmigo, a ver qué se le ocurre. Cuando llegamos, el vestido de TETAZAS amenaza desbordamiento. Resopla tanto que notamos cómo nos roba el oxígeno al inspirar. En la pantalla, efectivamente, hay escrito: "zcm.vcxmmvnzmxc,vnc <.,cvmc.xc.x.xmv.bxvnz.z.x,zzzz.x,zxcv". Hacemos las chorradas de siempre: reinicio, ajuste de clavijas, pruebas tecleando... Todo asquerosamente normal. TO: Pues, hija, ni idea. A mí, ya ves, todo me funciona sin problemas. No entiendo qué puede ser. Hagamos una cosa: siéntate y hazlo tú. Hazlo exactamente igual que siempre, a ver si vemos qué pasa. Apago el PC y recojo la bandeja del teclado. Me levanto y dejo sentarse a TETAZAS. Elías y yo nos quedamos mirando sus movimientos como dos idiotas. Lo que los analistas llaman análisis del problema. TETAZAS se sienta y baja la silla. Enciende el PC. Cuando arranca Windows coge el ratón, que está sobre el escritorio, y hace doble clic en el icono del Word. Aparece el logotipo del Word y se empieza a abrir. Mientras, TETAZAS echa la silla hacia delante y saca la bandeja del teclado. El teclado queda aplastado por las tetas de TETAZAS. Mayday, mayday. Cuando se termina de abrir Word, efectivamente, aparece en pantalla "zxvcv mxx.cv.- czm".

TETAZAS: ¡Mira, ¿ves?! ¡Ya está otra vez! ¡Mira, mira, mira...!

Yo miro, miro, miro. Elías mira, mira, mira. Ambos abrimos la boca, incrédulos. Nos miramos, miramos al teclado, miramos la pantalla, miramos las tetas. Yo soy más rápido que él:

TO: Tío, díselo tú que a mí me da la risa.

Y huyo como un cobarde.

26 comentarios:

  1. mira tú.. qeu estabamos todos esperando el final de la odisea.. nos tienes en vilo!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Buenísimo!! ¡Jaja... cómo he reído! A pesar de que hoy tengo dolor de estómago y no tengo muchas ganas.

    Esta mañana tomé nota de algunas anécdotas que me han pasado para recordarlas y contártelas, así, un poco a tu estilo que tanta gracia me hace.

    Anécdota 1:
    Cliente Nervioso: Deseo cambiar la cuenta bancaria.
    Atenta: [Tras comprobar su identidad]. Dígame. Tomo nota.
    Cliente Nervioso: Espera, que voy a ir a buscarla
    Atenta: De acuerdo, vaya usted.*mute on* ¿¿Será posible?? [1 minuto después] ¡¡¡Por Dios, mi TMO!!!
    [Después de que el cliente recita los números]
    Atenta: Bien, se los repito, a ver si está correcto. Tal, tal, tal...
    Cliente Nervioso: Hm... Espera por favor, no cuelgues.
    Atenta: *mute on* !!!!????
    Cliente Nervioso: Ya está, que estoy nervioso y no veo bien... he ido a por las gafas... repítamelo.
    Atenta: *mute on* ¡socorro!

    Anécdota 2:
    Cliente Wanadoo: Que no puedo conectar con la tarifa plana de Wanadoo... me da error.
    Atenta: Tendría usted que llamar a Wanadoo *mute on* ¡anda que....!
    Cliente Wanadoo: ¿me dice usted el teléfono de Wanadoo?
    Atenta: *mute on* ¡Y el de mi tía la pelá! *mute off* No, aquí en Timofónica no tenemos el teléfono de Wanadoo. Lo siento.
    Cliente Wanadoo: ¡Pues vaya!
    Atenta: *mute on* ¡Y encima tendré yo la culpa!

    Anécdota 3:
    Clienta Perdida: Sí, por favor... yo quería saber los requisitos para contratar la tarifa plana.
    Atenta: *mute on* ¡Tener ganas de conectar a Internet pero sin mucha exigencia de velocidad, y tener dinero para pagarla! *mute off* Un momento por favor, le paso con un asesor.

    ResponderEliminar
  3. La mejor historia de todas. Muy bueno!

    ResponderEliminar
  4. buenísimo y real como la vida misma, yo tuve una clienta farmaceutica a la que que ocurria lo mismo (y eso que no se sentaba para teclear, el teclado estaba en el mostrador de la farmacia)....

    y la verdad es que las pase bien putas para explicarle "el problema"....

    ResponderEliminar
  5. Demasiado bueno como para ser verdad juas juas juas juas juas

    ResponderEliminar
  6. Pero ¿cómo fuiste capaz de dejar pasar ese momento?

    Yo HABRÍA MATADO por explicarle cuál era el problema.

    ResponderEliminar
  7. Ayer durante el descanso de la mañana, en la cafetería, una compañera pidió una taza de té y no he podido contener la risa. :DDDDD

    ¿Que me has hecho teleoperador?

    ResponderEliminar
  8. JAJAJAJUAJA!!! Lo siento tio, pero eso te pasa por novato, sino no me lo explico!!

    Yo desde hace ya mucho tiempo lo primero que hago es decirle al usuario que me muestre el problema él mismo, para evitarme faena innecesaria, hombre.

    La primera regla del técnico de sistemas es "no te creas absolutamente nada de lo que te cuenten". De hecho esa es la mayor ventaja que tenemos sobre los teleoperadores, poder ver las cosas "in situ".

    ResponderEliminar
  9. Estimado y vello púbico, gracias, muchas gracias.

    A los escépticos les juro que la historia es real como la vida misma. No, no: les juro que es más real que la vida misma. Y a Fuckowsky le recuerdo que su último relato data del 24 de febrero, colega, que a ver si te estiras un poco, que hay sequía.

    ResponderEliminar
  10. Hola tele, el otro día me contaron una historia muy buena de Atento. Mi novia curra allí. Por lo visto una vez recibió una queja de una señora a la habían ido a instalarle el adsl, lo típico, no navegaba, le habían desconfigurado el ordenador, y LOS INSTALADORES SE HABÍAN COMIDO LA CROQUETAS DE LA CENA!!! Eso sí, la señora firmó el papelito así que...

    Un saludo, estamos esperando la siguiente llamada.

    ResponderEliminar
  11. Ciudadano, si no fuese por las que he pasado yo, no me lo creería. Pero me lo creo, vaya si me lo creo.

    Un amigo mío dice que no es racista, salvo con los valencianos. Yo afirmo que la única y verdadera raza inferior, son los instaladores de ADSL.

    Y los valencianos.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, yo no tengo especial manía por ninguna región, pero durante mis escasos 10 días de teleoperadora (sí, en femenino, los contratos ponían todo en femenino por aquel entonces para este puesto) de CATSA me di cuenta de que lo de los chistes de vascos, gallegos, andaluces, etc, etc, etc está basado en hechos totalmente reales.

    Lo de "Que soy Patxi y no se me ve el cacharro del plus, pues. A ver si me lo arreglas ahí va la ostia!!" es verdad.


    Seguimos insistiendo, Teleoperador, deja de celebrar que la Leti está preñada y a escribir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Yo me he acordado de la Tetazas hoy, al ver a mi compi de al lado. Afortunadamente, no se echaba sobre el teclado. Ella estaba cómodamente planchada en su silla hacia atrás, mostrando tetazas y barrigón.

    Tenía una voz muy dulce... Seguro que, como a mí, también le dice "guapa" por teléfono. ... Y, sinceramente... a mí, ¡que me lo digan un finde por la noche... todavía!, pero allí en la plataforma... ¡anda ya! ¡me voy a poner yo las lentillas ni gastar un gramo de colorete para atender a los clientes por teléfono! ¡que usen la imaginación!

    Que los que más la usan son los que llaman el domingo a las 9am. No sé si llaman a propósito al 1004, o que están tan beodos y borrachos que confunden el número con la línea caliente que habitualmente marquen...

    ResponderEliminar
  14. Estoy luchando a brazo partido en desigual batalla con un disco duro de pelar. Pido un poco de calma.

    Y adelanto una perla: cuando iba al INEM a gestionar mi desempleo, adivinad a quién me encuentro: a mi ex-jefa. Momentazo. Dios existe.

    ResponderEliminar
  15. Siento decir que decir que me sonaba mucho esta leyenda urbana. Encima que esta tiene unos cuantos detalles curiosos como el texto que escribe en pantalla ya que si tenia las tetas grandes cuando se apoyara en el teclado antes de pillar las letras de la primera fila de letras hay el espacio que se tendria que repetir más. Y la repetición de carácteres parece que tendria ser mayor y menos variada porque a no ser que fuera tecleando con los pezones es un poco difícil.
    Por último, si estaba tan apoyada y apretada contra el teclado con las tetas como narices metia las manos debajo para escribir sin darse cuenta.
    Tengo que decir que suena muy raro todo, y aunque dicen que la realidad supera la ficción ya digo que me sonaba de haberla escuchado antes esta historia.

    ResponderEliminar
  16. Yo llegue a atender llamadas de "Hola, llamo desde la funeraria... se nos ha muerto un Pc". Como respondes a eso seriamente???

    Tambien hay una anecdota divertida de dos usuarias sentadas enfrende la una de la otra y dos ratones inhalambricos intercambiados, pero eso es otra historia XD

    Sea verdad esta historia o no, la realidad siempre supera a la ficción.

    ResponderEliminar
  17. sabía el final....

    a mi me pasa con la polla...

    ResponderEliminar
  18. Bueno, pues nada, pues será mentira. Me han recomendado Escolar, Microsiervos y La Petite Claudine, así que...

    ResponderEliminar
  19. uy uy uy, ese último comentario...

    Pero, qué leches, el que no se lo crea que no lo lea coño!

    Yo no me creo los libros de Tom Sharpe y me parto con ellos.

    Un saludo Teleoperador

    ResponderEliminar
  20. Para los incrédulos eso que comenta es cierto, la lástima es que esa historia fue hace mucho tiempo o se reproduce cada ciertos años.
    A mi me toco la dura misión de redactar la solución de la incidencia a Help Desk y puedo dar + datos:
    Empresa: Colonias Puig
    Departamento: Exportación
    Carme: me lo callo
    Equipo: Jordi , Manel et Moi
    Año: 1996-97 (después me largaron amablemente)

    ResponderEliminar
  21. Y no era word, era un terminal unix

    para quien quiera mas datos ....

    Por cierto, la historia es internacional, por si tambien os sirve.
    Y es más divertida explicada por teleoperador que por el propio Jordi.

    ResponderEliminar
  22. Y ahora estoy pensando.... KABRONES... Lo que se habrán reido estos 2 con mi redacción de la incidencia.
    ME LA TRAGUÉ ENTERITA !!!!!!!!!

    Lástima que no tenga sus telefonos, me gustaria salir de dudas :) Porque Montse, que así se llamaba, no volvió a llamar.

    ResponderEliminar
  23. jajaja, antes de terminar de leer, ya en el medio del cuento este, me di cuenta del problema, valla...., si ke les falta pensar en esas cosas jajajja

    muy bueno =D

    ResponderEliminar
  24. Tio eres un cráck me he partio tol pecho o mejor dicho to las tazas de te.

    ResponderEliminar
  25. El Teleoperador dijo...

    (...)Me han recomendado Escolar, Microsiervos y La Petite Claudine, así que...
    -------
    uf, tío, con esto pierdes tos los puntos... haré como que no lo he leído porque me estoy riendo muchísimo con tus aventuras y me da igual si son ciertas o no, la verdad. Claro, a estas alturas (2006) ya te debe dar igual "de tó" con el éxito obtenido (y merecido), pero no sé, supongo que debe dar mucho subidón que te enlacen los gurús de una parte de la red...

    Saludos en cualquier caso y mis respetos por tu talento.

    ResponderEliminar

En este blog no hay más libertad de expresión que la que yo otorgo. Cualquier comentario puede ser borrado por cualquier motivo, especialmente por faltas de ortografía.